Prepárese y prepárese: ¿Cuándo hablar sobre el plan de parto con su médico?

Su plan de parto abarca sus preferencias durante y después del parto. Establece sus elecciones personales de dónde dar a luz, el tipo de parto y el cuidado de su bebé recién nacido. Un plan de nacimiento es un plan de parto opcional, pero discutirlo con su equipo de maternidad puede ser ventajoso. Algunos médicos pueden implementar un plan de parto y una hoja de trabajo a partir de la semana 32 de su embarazo. Unas semanas antes de la fecha prevista es el mejor momento para hablar con su médico para que le ayude a tomar decisiones acertadas.

¿Qué es un plan de parto?

Un plan de parto es un marco organizado de sus deseos durante y después del parto.

Incluye, entre otros, su solicitud de sala de partos y el entorno propicio que desea durante el trabajo de parto. También puede enumerar a los miembros de su familia presentes en la sala en este gran día.

¿Qué hay en un plan de parto?

Cada parto es único y las mujeres tienen varias opciones sobre cómo dar a luz a sus bebés. El parto del bebé no se trata solo de un parto vaginal o por cesárea.

Las mujeres de hoy tienen la opción de dar a luz en casa o practicar los métodos de Lamaze o Bradley.

En el hospital, puede elegir la extracción con ventosa, el parto con fórceps o el parto vaginal después de una cesárea (PVDC).

Estas son las cosas básicas que debe incluir en el plan de parto:

  • La sala de partos y el ambiente que deseas
  • La gente que quieres dentro de la habitación.
  • Manejo del dolor (epidural, analgésicos)
  • Opciones de parto (caminar, técnicas de respiración, pelotas de parto)
  • Asistencia médica cuando sea necesario (inducción del parto, cesárea, fórceps)

El plan de parto también incluye el cuidado y manejo que deseas para tu recién nacido:

¿Cuándo empezar con el plan de parto?

Puede comenzar a redactar su plan de parto aproximadamente en la semana 32 de su embarazo o unas semanas antes de la fecha de parto.

Pero cuanto antes pueda comenzar a pensar en sus preferencias de nacimiento, mejor. Le dará tiempo para hablarlo con su médico o partera.

La mayoría de los médicos respetarán el plan de nacimiento, pero tal vez con algunas diferencias de opinión. Su obstetra o partera siempre querrá una forma segura para usted y su bebé.

Por lo tanto, espere que haya opciones que no se alinearán con su juicio, especialmente si no se ajusta a sus prácticas de rutina.

Un plan de nacimiento temprano le dará una opinión profesional informada y resolverá sus diferentes puntos de vista. También le permitirá buscar un proveedor alternativo si no se siente cómodo con el actual.

preguntas frecuentes

¿Cuándo debo darle a mi médico una copia de mi plan de parto?

Proporcione a su equipo de trabajo de parto y parto fotocopias del plan de parto solo el día del parto. Los médicos solo pueden olvidarlo si se lo da con anticipación, lo que puede volverlo inútil.

¿Son vinculantes los planes de parto para que los sigan las enfermeras?

Al redactar su plan de nacimiento, espere alguna decepción si algunas cosas no salen como están escritas. Un plan de nacimiento es una comunicación entre usted y su médico.

Las enfermeras pueden cambiar de turno durante su trabajo de parto y es posible que no practiquen completamente lo que está escrito en su plan. Además, los propios médicos pueden señalar las cosas si es necesario para su seguridad y la del bebé.

Entonces, ¿es importante un plan de parto o no?

El plan de parto les dará a usted y a su médico una sensación de preparación el día del parto.

Es importante para los médicos, especialmente si tiene una condición de salud subyacente y necesita intervenciones médicas durante el trabajo de parto. Pero cada nacimiento es diferente, así que sea flexible y espere que no se lleve a cabo todo lo que está en el plan.

Llevar

Un plan de parto es una herramienta útil que le dará al equipo de apoyo durante el parto una descripción general de los servicios que necesita durante el trabajo de parto.

Hace que el parto sea más personal y que su médico esté más informado y preparado sobre sus opciones. Por lo tanto, puede concentrarse más en usted y en su bebé sin tener que tomar decisiones agotadoras mientras siente dolor.

Su médico siempre sabe lo que es mejor para usted y su pequeño. Sin embargo, comunicar su plan antes les permitirá a ambos saber si están en el mismo barco o si necesitan hacer los cambios necesarios.