Caminar en la acera para inducir el parto: ¿es realmente efectivo?

A medida que se acerca o incluso pasa la fecha de parto, es posible que comience a preguntarse: ¿este bebé saldrá alguna vez? Probablemente haya investigado todos los cuentos de viejas sobre cómo inducir el parto (¿cuánta comida picante puede comer una persona?) y haya oído hablar de caminar por la acera para inducir el parto.

Si no estás realmente seguro de lo que es… ¡no temas! Es exactamente como suena. Caminando sobre un bordillo, un pie en el bordillo, un pie en la carretera. Moverse con este paso desigual hace que el peso de su cuerpo se desplace de un lado a otro, lo que induce el trabajo de parto.

¿Qué es andar en bordillo?

La idea general es que caminar por la acera alienta a su bebé a moverse hacia su cuello uterino. Esto hace que la cabeza del bebé aplique presión, lo que provoca contracciones o ayuda a aumentar las contracciones si ya está en trabajo de parto. No hay mucha evidencia científica que respalde esta idea, pero es una actividad de bajo riesgo que muchas mamás juran que les funcionó. ¡Vale la pena intentarlo en mi opinión!

Cómo frenar a pie:

  • Párese con un pie en la acera y un pie en el suelo.
  • Comience a caminar con un pie en la acera.
  • Después de unos 5 minutos, dé la vuelta y coloque el otro pie en el bordillo.
  • Si un lado es incómodo, sáltelo.
  • Deje de caminar cuando empiece a sentirse cansado ya que necesitará ahorrar energía para el trabajo.
  • ¡Recuerda tener siempre a alguien contigo! No solo para mantener el equilibrio, sino en caso de que las contracciones se vuelvan demasiado dolorosas para continuar. También debes llevar agua contigo y usar zapatos resistentes y cómodos.


    Seguir los pasos básicos descritos anteriormente es clave, pero hay tres variaciones diferentes de caminar por la acera que puede probar. ¡Estos pueden ser útiles si no tienes una acera segura cerca!

    • Caminar sobre una acera real: encuentre un lugar seguro y adecuado con una acera, como su calle o una acera cercana. Párese con un pie en la acera y el otro pie en el suelo, luego comience a caminar con un pie en la acera. Después de aproximadamente 5 minutos, dé la vuelta y coloque el otro pie en el bordillo. Si un lado se siente incómodo o causa dolor, puede omitirlo.
    • Zapatos desiguales: si no es factible caminar sobre un bordillo, otra variación consiste en usar zapatos con diferentes alturas de tacón. Por ejemplo, puede usar un zapato de tacón alto y un zapato plano. Esta diferencia en la altura de los zapatos puede crear una superficie irregular similar, lo que podría generar un efecto similar al de caminar sobre un bordillo.
    • Escalón o escalera de ejercicio: si tiene acceso a un escalón de ejercicio o un tramo de escaleras, puede subir y bajar por ellos, concentrándose en mantener un ritmo constante y caminar con mucho cuidado. Esta variación te permite imitar la inclinación de un bordillo e involucrar diferentes grupos de músculos.

    ¡Aquí hay un gran ejemplo de qué hacer con una doula de nacimiento!

    @nacimientotoolbox


    ¿Cuándo deberías probarlo?

    Dado que este es un método de inducción, no debe intentar caminar por la acera hasta que esté lista para dar a luz. Si su cuerpo no está listo para el trabajo de parto, esto no funcionará. Siempre debe hablar con su médico o partera antes de probar cualquier método para inducir el parto.

    Este método es mejor si ya ha comenzado a dilatar y/o borrar y su cuerpo solo necesita un poco de ayuda adicional. Algunas cosas a considerar antes de intentar caminar por la acera:

    • tu bebé está cabeza abajo,
    • ha llegado a término completo en su embarazo,
    • ha perdido el tapón mucoso o está dilatado, y
    • usted ha hablado con su médico o partera.

    Consulte nuestras otras formas de inducir el parto con la publicación Las 15 formas más rápidas de inducir el parto en el hogar si desea obtener más información sobre caminar por la acera u otras formas de inducir el parto.


    ¿Bajar la acera para inducir el trabajo de parto?

    La eficacia de caminar por la acera varía de persona a persona. En muchos casos, el movimiento de balanceo ayuda a que las contracciones se vuelvan regulares al mover los huesos de la pelvis y permitir que la gravedad baje al bebé. El peso extra de su bebé en su cuello uterino hará que su cuerpo libere oxitocina haciendo que sus contracciones comiencen o aumenten.

    Caminar por la acera es una excelente manera de tratar de inducir el parto de forma natural. No ejerce demasiada presión sobre su cuerpo, pero permite que su bebé se mueva hacia abajo y ejerza presión sobre su cuello uterino. Solo recuerda no agotarte. El trabajo de parto es una maratón, ¡y no querrás fatigar tu cuerpo antes de que comience la parte difícil!


    *DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: ESTA PUBLICACIÓN ES ÚNICAMENTE CON FINES DE INFORMACIÓN Y ENTRETENIMIENTO. SI NECESITA ATENCIÓN MÉDICA, BUSQUE SU PROPIO PROFESIONAL MÉDICO.


    ¿Durante cuánto tiempo debo frenar para inducir el parto?

    Puede intentar caminar por la acera durante unos 10 minutos para intentar inducir el parto. ¡Asegúrese de dejar de caminar cuando comience a sentirse cansado ya que necesita ahorrar energía para el trabajo de parto!

    ¿Caminando en la acera induce el parto?

    No hay mucha evidencia científica que respalde que caminar en la acera induzca el parto, pero es una actividad de bajo riesgo que muchas mamás juran que les funcionó. ¡Vale la pena intentarlo en mi opinión!

    ¿Caminando en la acera suaviza el cuello uterino?

    La idea general es que caminar por la acera alienta a su bebé a moverse hacia su cuello uterino. Esto hace que la cabeza del bebé aplique presión, lo que provoca contracciones o ayuda a aumentar las contracciones si ya está en trabajo de parto.

    También podría gustarte:

    DESBLOQUEANDO EL POTENCIAL DEL AGUA DE OKRA PARA LA INDUCCIÓN DEL PARTO + ENTREGA FÁCIL

    LOS 5 MEJORES PAÑALES POSTPARTO DEL 2023

    LA MEJOR ROPA INTERIOR POSTPARTO: 10 GRANDES OPCIONES + COSAS QUE DEBES SABER

    Pin para más tarde: caminar en la acera para inducir el parto: ¿es realmente efectivo?