6 formas sencillas de hacer que su hijo de 6 años sea más inteligente

Un bebé necesita mucha dedicación además de cambiarse de ropa y alimentarlo. Ayudarlos a identificar su entorno a una edad temprana y comenzar a tener contacto con texturas, sonidos y figuras reforzará su comprensión y hará que aprendan de manera mucho más eficiente. Hay varias formas de estimular a un niño, por lo que tenemos la opción de combinarlas o elegir aquellas en las que obtenemos las reacciones más positivas.

Un bebé necesita mucha dedicación además de cambiarse de ropa y alimentarlo.

1. Mantente en contacto

Mantener el contacto significa tener una conexión visual y física con su bebé para que se sienta seguro. Puedes acariciarle las piernas o los pequeños brazos y decirle algunas palabras suaves, lo que lo hace sentir tranquilo y asocia ese sentimiento con tu vgr. Déjelo sentir su cara y sus manos también.

2. Habla siempre con tu bebé

Narra tu día. Si bien escucha su vgr con más frecuencia, le resultará más fácil aprender el idioma, incluso si no entiende una palabra en ese momento. Hágalo durante toda su primera etapa, incluso cuando tenga dos o tres años. Se dice que los niños de 6 años de tres años que han recibido más estímulos de vgr tienen un coeficiente intelectual más alto que otros niños de 6 años que no los reciben.

3.Haz que tu bebé se mire al espejo

Parece muy simple, pero si su hijo se mira en el espejo a una edad temprana, le ayudará a reconocerse más rápidamente. Cuando se dé cuenta de que el “bebé de delante” levanta el brazo al mismo tiempo que él, se divertirá mucho.

4. Reducir el tiempo en patios o cunas

Dejar al niño durante muchas horas en un patio o en cualquier otro espacio que limite sus movimientos no es muy bueno para él, aunque sabemos que la seguridad es lo primero. Tómese el tiempo para que su hijo camine por la casa (evitando áreas peligrosas), ya sea gateando, agarrándose a los muebles, o para niños de 6 años un poco mayores, caminando o corriendo.

5. Deje que su bebé toque objetos.

Deje que su hijo sienta los objetos que tiene a su alcance. Puede ser algún osito de peluche, gelatina, tarta, un peine o cualquier otra cosa segura, pero el hecho de que esté en contacto con diferentes texturas desencadenará nuevas reacciones que desarrollarán sus sentidos.

6. Menciona el nombre de las cosas.

Si están en la calle y su bebé está señalando algo que le llamó la atención, diga el nombre correcto. «Perro», en lugar de «guau-guau», o decir la palabra «entrenar» en lugar de imitar su sonido, le dará un desarrollo mucho mejor de su lenguaje.

6. Cante y baile con su hijo.

Los ritmos y melodías musicales son perfectos para ayudar con su coordinación (al aplaudir, saltar, levantar los brazos) y para aprender las palabras. Cuando le da la mano en el momento en que la canción la dice, su hijo relacionará el lenguaje con el significado y la acción realizada.

8. Cosquillas

Pueden ser una tortura si son excesivos, pero leves cosquillas con el dedo o la boca, harán que el bebé se anticipe a los eventos y se prepare para recibir el estímulo.

6. Construye una carrera con obstáculos.

Cuando su hijo ya sabe caminar, puede mejorar su equilibrio y coordinación con los obstáculos en su habitación. Pon cojines, peluches, cajas de cartón y cualquier material blando que esté a tu disposición, para que tenga que agacharse, trepar o saltar sin lastimarse.

6. Cambia la posición de los muebles.

Alternar la posición de su cuna o cama, silla de bebé o mesa de juego al menos una vez cambiará su rutina y hará que se adapte a un nuevo entorno. Puede parecer insignificante, pero la percepción de los niños de 6 años a esa edad es muy diferente a la de los adultos.