¿Necesito un moisés y una cuna?

Tanto los moisés como las cunas son espacios inmediatos y seguros para dormir para los bebés, y aunque tener ambos será ideal, no es una necesidad absoluta. Brindan beneficios mutuos e independientes que se ajustan a la edad y el desarrollo de su bebé, además, la mamá también debe ser considerada en la ecuación.

Una cama segura y cómoda para que duerman nuestros pequeños está cargada de opciones que pueden ser una pesadilla al ver la amplia gama de opciones de moisés y cunas disponibles para los padres.

Hay una montaña de opciones a considerar a medida que crea el mejor espacio posible en su dormitorio principal que sea seguro y práctico tanto para la mamá como para el bebé.

Observar los aspectos prácticos de un entorno de sueño seguro es de vital importancia; sin embargo, hay áreas grises que limitan el uso prolongado de moisés y cunas.

Echamos un vistazo a ambas opciones para que pueda tener una idea más clara de qué opción podría adaptarse mejor a sus circunstancias. Empecemos.

Seguridad primero

Los bebés recién nacidos dependen en gran medida de la comodidad y la seguridad.

La comodidad viene de diferentes maneras, como después de una sesión de alimentación, el tiempo de piel con piel con mamá, o cuando te envuelven y escuchas a mamá tararear una canción. También significa un lugar cómodo para dormir.

Envolver imita la seguridad del útero de mamá, pero estar seguro en el mundo real adquiere un significado completamente nuevo. Los recién nacidos necesitan tiempo para desarrollar sus habilidades motoras, y su capacidad para respirar libremente tiene preferencia sobre todo lo demás.

Un moisés ofrece un espacio para dormir más pequeño que es más que adecuado para los recién nacidos que en su mayoría duermen y se mueven muy poco.

Además, la mayoría de los moisés son portátiles, lo que le permite a mamá moverlos por la casa con facilidad.

Las cunas son más grandes y más permanentes. El colchón es más bajo y puede que no sea la mejor opción inmediata para las mamás que se recuperan de una cesárea. Pero una cuna se puede usar por un período más largo y se puede convertir en una cama para niños pequeños cuando surja la necesidad.

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) deja la decisión de usar un moisés o una cuna a los padres, pero aconsejan sobre seguridad.

Directrices de seguridad de la Academia Estadounidense de Pediatría

La AAP recomienda un moisés o una cuna independiente en lugar de dormir con su bebé en la misma cama o usar un dispositivo para dormir que se adhiera a su cama. Su postura sobre los arreglos para dormir del bebé es bastante sencilla y está orientada a la seguridad.

  • Cuando acuesta a su bebé para dormir, el espacio del moisés o la cuna no debe tener ropa de cama suelta, prendas de vestir, juguetes de peluche, protectores de cuna o cualquier otra cosa que pueda impedir la respiración. Disponer únicamente de colchón transpirable y sábana bajera transpirable en la zona de dormitorio.
  • Su bebé debe estar vestido para dormir o envuelto para mayor comodidad, pero también ayuda a restringir los movimientos de brazos y piernas.
  • Los bebés siempre deben colocarse boca arriba, que es la posición recomendada para dormir. Evite colocar a su bebé de lado o boca abajo.
  • No se recomiendan los posicionadores para dormir u otras ayudas para dormir. Como nota al margen, el reflujo es común en los bebés. Es posible que las madres deseen elevar la posición de sueño de su bebé para minimizar los síntomas, pero esto debe discutirse con su pediatra antes de hacerlo solo.
  • No se recomienda sentarse en una silla y sostener a su bebé mientras duerme. Las diferentes posiciones para dormir pueden representar un riesgo para la salud ya que las vías respiratorias del bebé pueden quedar restringidas.
  • Es importante compartir su dormitorio con su bebé durante un mínimo de al menos 6 meses para que pueda vigilar de cerca a su pequeño y atender sus necesidades.

Pautas de seguridad de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor

Estas pautas de seguridad están más orientadas al producto e incluyen lo siguiente:

  • Inflamabilidad y toxicidad de materiales como pinturas a base de plomo.
  • La altura de los lados debe evitar que un bebé se caiga.
  • Debe tener dispositivos de bloqueo para evitar que la cuna o moisés se pliegue accidentalmente.
  • Estabilidad y espaciado de componentes rígidos como listones en una cuna. El centro de gravedad de algunos moisés puede generar inquietudes si se usan para bebés más móviles.
  • La carga que soporta el peso.
  • El grosor de los colchones y el espacio permitido entre el colchón y los costados del moisés o la cuna.

Como puede ver en la postura general sobre el sueño seguro de los bebés, tanto las cunas como los moisés deben cumplir con todas las recomendaciones. Echemos un vistazo a las cunas y los moisés individualmente.

La opción del moisés

Desde un punto de vista práctico, invertir en un moisés es una inversión que vale la pena, ya que ofrece movilidad a las madres o cuidadores sin comprometer la calidad del sueño que necesitan los bebés.

El hecho de que los bebés duerman y se alimenten principalmente durante los primeros meses con unas pocas horas de vigilia al día hace que la cuna sea una opción verdaderamente práctica.

Si se siguen al pie de la letra las recomendaciones de la AAP, no tener un moisés obligará a las madres y cuidadores a quedarse en la habitación mientras el pequeño duerme. Esto limitará el tiempo necesario para atender otras cosas en el hogar.

La mayoría de los moisés son portátiles y algunos cochecitos tienen un moisés equipado con asas de transporte que se pueden sujetar a la estructura del cochecito o transportar. Esto mejora enormemente la movilidad de la mamá dentro y fuera del hogar mientras el bebé duerme cómodamente en la posición de sueño recomendada.

Los moisés suelen ser más pequeños que las cunas o los catres, lo que facilita la movilidad con ruedas bloqueables y almohadillas de goma antideslizantes.

Aquí están los pros y los contras de un moisés:

ventajas

  • Debido a que son más pequeños que una cuna convencional, un moisés es la opción ideal para compartir la habitación. La mayoría de las casas modernas tienen dormitorios más pequeños y el espacio en el dormitorio principal puede ser limitado.
  • El tamaño de un moisés ofrece suficiente espacio para que su pequeño duerma durante los primeros 3 o 4 meses.
  • El colchón está aproximadamente al nivel de la cintura de un adulto, lo que facilita acostar a su bebé o atender sus necesidades. Las madres que han tenido una cesárea apreciarán este beneficio, ya que limita el estrés y permite una curación más rápida.
  • La movilidad se facilita con el uso de materiales ligeros, tamaño y ruedas.
  • El espacio para dormir más pequeño es una transición lógica desde el útero y luego a una cuna con un espacio para dormir más grande.
  • Más económico.
  • Los materiales utilizados para fabricar moisés cumplen con los estándares establecidos por la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo.
  • Debido a la ventaja de la altura y la movilidad del colchón, el moisés se puede mover justo al lado de su cama, donde podrá atender las necesidades de su bebé.

Contras

  • El colchón de nivel más alto junto con el tamaño más pequeño podría alterar el centro de gravedad y provocar un peligro de tropiezo cuando su bebé se vuelve más móvil.
  • Los moisés tienen límites de peso y solo se pueden usar de manera segura durante los primeros meses. Los hitos del desarrollo, como la capacidad de su bebé para darse la vuelta o levantarse sobre sus manos y rodillas, son indicadores de que debe dejar la cuna.

La opción de la cuna

Según el estilo y el diseño de la cuna, es posible que pueda usarla desde el nacimiento hasta los primeros años de vida. Algunas cunas se pueden convertir en una cama para niños pequeños, lo que en última instancia será un ahorro de costos durante al menos unos años.

Algunos padres pueden considerar comprar una cuna usada o de segunda mano, o tal vez pueden recibir una cuna que ya no necesitan de un amigo o familiar.

De cualquier manera, la cuna aún debe revisarse para asegurarse de que no haya tornillos sueltos o piezas desgastadas. En resumen, aún debe cumplir con todos los estándares de seguridad.

ventajas

  • Una cuna ofrece más espacio para dormir que un moisés y se puede utilizar durante más tiempo.
  • Estable y resistente gracias al bajo centro de gravedad.
  • Están hechos en tamaños estandarizados, por lo que los accesorios para dormir encajarán perfectamente.
  • Hay una gran variedad de diseños y colores para elegir.
  • Los diferentes tamaños significan que puede obtener una cuna que se ajuste a su dormitorio.
  • Los lados con listones permiten que la mamá vea a su bebé desde cualquier ángulo. Esto tiene un efecto calmante en los bebés porque pueden ver más allá del espacio de su cuna.

Contras

  • El montaje puede ser complicado con algunas marcas.
  • Son pesados ​​y no se pueden mover fácilmente.
  • Las cunas más grandes que podrían usarse como camas para niños pequeños pueden ser demasiado grandes para el tamaño de un dormitorio moderno. Si compra una cuna grande, es posible que deba invertir en un moisés para que su bebé tenga un lugar seguro para dormir en su dormitorio.

¿Usar un moisés es útil en la transición de los pequeños a través de sus primeros hitos?

Sí. El espacio más pequeño, la portabilidad y el fácil acceso con la mayor altura que ofrece un moisés contribuyen a ayudar a su bebé a «aclimatarse» a su nuevo entorno fuera del útero materno.

¿No se puede ajustar la altura para dormir de una cuna?

La altura del colchón es fija en la mayoría de los casos, pero hay disponibles cunas ajustables; sin embargo, esta característica adicional es costosa y es principalmente un artículo personalizado hecho por encargo.

¿El espacio adicional en una cuna afectará la sensación de seguridad de mi bebé?

No todos los bebés responden de la misma manera a sus circunstancias o entorno, pero su recién nacido estará envuelto. El entorno inmediato proporciona una sensación de seguridad, por lo que el espacio de la cuna se convierte en un entorno secundario después de los pañales.

Conclusión

La elección entre un moisés o una cuna es personal y depende en gran medida del espacio, el presupuesto y las necesidades inmediatas, como hacer frente a la recuperación de una cesárea.

Uno no es mejor que el otro siempre y cuando ofrezcan un espacio para dormir plano, cómodo y seguro para su bebé.

Un combo de cochecito que incluye un moisés ajustado ofrece movilidad y la opción de usar el moisés desmontable dentro del espacio de la cuna hasta que tu bebé crezca. Es una forma de obtener lo mejor de ambas opciones a un costo mínimo.