¿La Leche Materna Huele a Huevo?

Una madre que bombea a veces puede encontrar un extraño olor a huevo en su leche materna. Pero no te preocupes, no ha ido mal. La leche materna puede verse afectada por su dieta, medicamentos, técnicas de almacenamiento de leche materna o niveles altos de lipasa. Sin embargo, la leche sigue siendo segura para el bebé y nutritiva. Solo debes asegurarte de que la leche no se haya echado a perder porque entonces no es buena para el bebé.

Se extrae la leche con regularidad, pero durante unos días, ha comenzado a notar que después de unos días, su leche materna huele a jabón y metálica incluso después de guardarla en el congelador.

Así que ahora te estás preguntando qué ha causado esto. ¿Es peligroso para el bebé? ¿Cómo puedes corregirlo? Sabemos que ninguna mamá querría que la leche recolectada previamente se desperdiciara. Así que aquí estamos, respondiendo a todas sus preguntas.

¿Por qué mi leche materna huele raro?

Algunas mujeres encuentran un olor «jabonoso o metálico», algunas dicen que es más como «pescado o rancio», y algunas dicen que su leche materna huele como «huevos podridos».

No obstante, aquí hay varias razones para estos cambios:

alimentos y medicamentos

Su leche materna cambia de sabor y color según las comidas que toma. Y ni siquiera la comida, sino que ciertos medicamentos también suelen afectar su sabor.

Es por eso que los bebés amamantados comienzan con alimentos sólidos y disfrutan de una mayor variedad de sabores que los bebés alimentados con fórmula.

Lipasa

La leche materna que contiene lipasa alta y no se ha consumido dentro de las 24 horas comenzará a oler a huevos. Pero la lipasa no afecta la leche de inmediato.

Significa que si está amamantando a su pequeño y no bombeando, entonces la lipasa no se activará para que la leche permanezca libre de olores extraños. Sin embargo, si bombea y se lo da directamente a su pequeño, es posible que ni siquiera sienta ninguna diferencia.

La lipasa tarda algunas horas en activarse, en su mayoría de 12 a 24 horas. Cuanto más tiempo repose la leche, ya sea en el refrigerador o en el congelador, más intenso será el olor y el sabor.

¿Qué es la lipasa?

La lipasa es una enzima que se encuentra naturalmente en la leche materna. Estas enzimas son muy beneficiosas para el bebé; por ejemplo…

  • Ayuda a descomponer las grasas naturales en la leche materna para garantizar que los nutrientes solubles en grasa estén disponibles para el bebé.
  • También descompone las partículas grasas en la leche, por lo que es más fácil de digerir para su pequeño.

Sin embargo, el exceso de estas enzimas puede provocar un cambio en el sabor y el olor de la leche. Cuando la leche se almacena a una temperatura fría, la lipasa se descompondrá rápidamente, lo que dará como resultado un sabor y olor acre.

¿La leche con un alto nivel de Lipasa es segura para el bebé?

Sí, incluso si se detecta el olor a jabón, la leche sigue siendo segura para que la consuma el bebé. Además, no se ha encontrado evidencia de que la leche con alto contenido de lipasa cause problemas de salud en el bebé.

Solo recuerda, es la misma leche que tu pequeño está bebiendo si la tomó directamente del seno. Es solo la congelación lo que ha hecho que huela diferente.

Técnicas de almacenamiento

La forma en que almacena su leche materna también puede afectar su sabor y olor. Por ejemplo, si deja la leche a temperatura ambiente durante algún tiempo, comenzará a separarse en capas.

Pero no necesariamente ha ido mal. Puede girar el recipiente para ver si el contenido se vuelve a mezclar. Si es así, entonces es completamente seguro para su bebé.

Maneras de tratar la leche materna con lipasa alta

Aunque la leche alta en lipasa es segura para los bebés, muchos todavía se niegan a beberla. Sucede porque cuando los bebés nacen, reconocen el olor y el sabor de la leche materna de su madre que es igual a un líquido amniótico que los nutre en el útero.

Por lo tanto, un ligero cambio en él puede hacer que algunos, si no todos, se sientan incómodos. Pero tenemos algunas formas a través de las cuales puede eliminar el sabor y el olor picante causados ​​por la lipasa.

relación 50-50

Una forma de minimizar el sabor es mezclando la leche materna almacenada con una recién extraída. Volverá a endulzar el sabor.

También puede mezclar la leche almacenada con algún alimento sólido si su bebé tiene 6 meses o más. Aún así, hay posibilidades de que tu pequeño se niegue a tomarlo y termines tirándolo.

Escalde la leche, inmediatamente

Es una de las mejores técnicas para desactivar la lipasa. Pero antes de eso, prueba si tu leche se ve afectada por la lipasa. Recoja 1-2 botellas de leche y congélelas durante 5 días. Ahora comprueba si tu pequeño lo beberá o no.

Si su bebé no lo bebe, lo mejor es escaldarlo justo después de extraerlo. Esto es lo que debe hacer:

  • Vierta la leche en una cacerola limpia y colóquela en una estufa.
  • Calienta la leche a 180 grados hasta que veas burbujas en los bordes. No exceda la temperatura ni lo hierva.
  • Ahora enfríelo rápidamente colocando el recipiente en un recipiente lleno de hielo.
  • Ahora puedes guardarlo en el congelador sin tener que preocuparte por su olor o sabor.
  • Maneras de saber que la leche se ha estropeado

    Su leche materna puede echarse a perder fácilmente. Entonces, si está bombeando, esté atenta para no alimentar a su bebé con mala leche.

    Mire su leche materna de cerca

    La leche materna, después de ser bombeada, comienza a separarse en capas. La leche rica en grasa sube por arriba, mientras que la leche rica en agua cae por abajo.

    Si la leche sigue siendo buena, el contenido se mezclará de inmediato con solo un movimiento suave. Pero el contenido sigue siendo grueso después de volver a mezclarlo, entonces es probable que se dañe.

    Huele tu leche materna

    Para la prueba de olor, congela una pequeña cantidad de tu leche durante 5 días y luego descongélala. Si su leche tiene un olor metálico o similar al huevo, probablemente se deba a la lipasa alta.

    Pero si su leche huele a pescado unos minutos después de extraerla, probablemente no sea segura para el consumo de su bebé.

    Prueba tu leche materna

    Sabemos que para muchos padres no es fácil saborear la leche materna, pero te ayudará a saber si es segura para tu pequeño o no. Un sabor a pescado o cebolla, inmediatamente después de la extracción, puede indicarle que debe desechar la leche materna de inmediato.

    Pautas a seguir para evitar que la leche materna se eche a perder

    Para asegurarse de que su preciado fluido de oro no se estropee, debe tener en cuenta estas pautas.

    Leche materna recién extraída

    • Dura hasta 4-6 horas a temperatura ambiente (60-77°F)
    • Dura hasta 3 días en el refrigerador (39 °F o menos)
    • Dura hasta 6 meses en el congelador (0° F o menos)

    leche materna descongelada

    • Dura hasta 2 horas a temperatura ambiente (60-77 °F)
    • Dura hasta 24 horas en el refrigerador (39 °F o menos)
    • No se puede volver a congelar

    Medidas adicionales

    Cuando almacene la leche en el refrigerador, colóquela en la parte de atrás donde la temperatura es más fresca.

    Para el almacenamiento, elija el contenedor sabiamente. Use un biberón de plástico duro o un biberón de vidrio y colóquelo en una bolsa de almacenamiento de leche hecha específicamente para congelar.

    preguntas frecuentes

    ¿Cómo sé si mi leche materna tiene lipasa alta?

    La leche materna tiene un sabor dulce y no tiene olor. Entonces, para saber si tu leche tiene la lipasa alta, puedes realizar una prueba. Extrae la leche y guárdala en el frigorífico durante 24-48 horas. Pruébalo y huélelo cada pocas horas, y si comienza a oler a huevos podridos o sabe un poco agrio, lo más probable es que se deba a la lipasa alta.

    ¿Cómo hago para que mi bebé tome leche alta en lipasa?

    Algunos bebés no se ven afectados por la lipasa alta, pero si su bebé es sensible al olor, puede escaldarlo de inmediato.
    – Coloque la leche en una cacerola limpia sobre una estufa.
    – Calentar la leche hasta que empiece a aparecer una burbuja.
    – Enfríe rápidamente la leche y ahora puede almacenarla sin dudarlo.

    ¿A qué distancia puede el bebé oler a mamá?

    Los bebés tienen un sentido del olfato sobrehumano, es por eso que el Departamento de Salud de la Mujer de EE. UU. dice que «los bebés se vuelven directamente hacia su madre cuando tienen hambre porque pueden oler su aroma único». Esto les permite oler a su madre desde una distancia de 1 a 2 pies.

    Conclusión

    “Mi leche huele a huevos” es un problema común entre las madres que amamantan. Pero aclaremos que la leche con una alta actividad de lipasa no significa que haya algo malo contigo o con tu leche.

    Es un contratiempo menor que se puede resolver fácilmente enmascarando el sabor o escaldando la leche. Solo sepa que su leche materna está llena de numerosos nutrientes que no se verán afectados por ningún mal olor.