Cómo lograr que una niña de 6 años duerma bien

Dormir, lo único que es precioso para todos nosotros. Nada es más desafiante que tanto usted como su hijo estén despiertos por la noche, sin dormir.

Investigué un poco sobre los mejores métodos para lograr que su hijo de siete años duerma bien para que tanto usted como su hijo puedan tener una noche de sueño reparador y rejuvenecedor.

Si bien existen muchos métodos para lograr que su hijo duerma bien por la noche, he encontrado siete maneras de ayudar a su hijo de siete años a obtener el descanso nocturno que necesita.

Estos siete métodos incluyen, pero no se limitan a:

  • Tener una rutina nocturna para acostarse.
  • Ser consciente de la ingesta de bebidas y alimentos.
  • Leer antes de dormir.
  • Apagando la electrónica.
  • Explorando la necesidad de ruido o silencio en la noche.
  • Ofreciendo consuelo a los miedos nocturnos.
  • Vigilancia de los trastornos del sueño en su hijo.

Continúe leyendo a continuación para obtener una explicación ampliada de cada uno de estos métodos. El sueño es muy importante para nuestros niños pequeños e incluso el cambio más pequeño podría significar una gran diferencia en sus hábitos de sueño y bienestar.

Tener una rutina nocturna a la hora de acostarse

Tener una rutina nocturna para acostarse es extremadamente importante, no solo en los niños pequeños sino en todos nosotros. Una rutina nocturna a la hora de acostarse puede ofrecer menos estrés y una estructura reconfortante que nos ayudará a comenzar el día siguiente felices, rejuvenecidos y en el camino correcto para tener éxito en cada uno de nuestros esfuerzos diarios.

Hay muchas cosas que podría incluir en una rutina nocturna para la hora de dormir de su hijo.

  • Ducharse/Bañarse
  • Cepillarse los dientes y usar hilo dental
  • Cepillando cabello
  • Ponerse el pijama
  • Leer
  • Colocar la ropa y prepararse para el día siguiente.
  • etc

Cabe señalar que las rutinas a la hora de acostarse son individualizadas y deben estructurarse de acuerdo con el horario familiar y las necesidades y situaciones individuales del niño.

Ser consciente de la ingesta de bebidas y alimentos

Hay muchas bebidas y tipos de alimentos que podrían hacer que su hijo tenga una noche inquieta. Los ingredientes de estas dos opciones, como la cafeína y el azúcar, harán que su hijo se sienta inquieto y no pueda dormir debido a los efectos de los ingredientes.

Una lista de alimentos y bebidas que debe evitar darle a su hijo al menos dos horas antes de acostarse incluye lo siguiente:

  • Dulce
  • Helado
  • Bebidas azucaradas: jugo, chocolate caliente, gaseosas/refrescos/refrescos
  • Bebidas con cafeína: gaseosas/pop/refrescos, bebidas energéticas, café.

Hay muchas cosas que se pueden incluir en esta lista, asegúrese de leer siempre la información nutricional en el paquete de alimentos y bebidas antes de dárselo a su hijo para que lo tome, especialmente antes de acostarse.

Leer antes de dormir

Leer antes de dormir puede ofrecerle a su hijo el tiempo para descansar y relajarse del día anterior y todo lo que tuvo. Permitir que su hijo lea o que le lean antes de dormir y la relajación que ello conlleva lo ayudará a conciliar el sueño más rápidamente.

A la edad de siete años, su hijo apenas comenzará a aprender a leer. Este método le ofrece la oportunidad de ayudar a nutrir esa habilidad. Si está alentando a su hijo a leer de forma independiente, asegúrese de que tenga libros disponibles que puedan ayudarlo a desarrollar su habilidad mientras aún puede entender las palabras con su nuevo vocabulario.

Recomendaciones de libros de lectura independiente para niños de siete años:

  • La oruga muy hambrienta de Eric Carle
  • Gorras en venta de Esphyr Slobodkina
  • El gato en el sombrero de Dr. Seuss
  • Schnitzel Von Krumm por Lynley Dodd
  • Harold y el crayón morado de Crockett Johnson

Si desea leerle a su hijo, también hay muchos libros que puede leerle. Estos libros pueden ser un poco más avanzados y aun así ofrecer una gran historia para que su hijo escuche mientras se duerme.

Recomendaciones de libros para leer juntos:

  • Serie Junie B. Jones de Barbara Park
  • Serie La casa del árbol mágico de Mary Pope Osbourne
  • Las Crónicas de Narnia de CS Lewis
  • Agujeros de Louis Sachar
  • La telaraña de Charlotte de EB White

Apagar la electrónica

Hay muchas ventajas y desventajas en las maravillas que la tecnología y la electrónica traen a nuestras vidas. Podemos tener cualquier información que deseemos con solo tocar un botón, podemos acceder a los medios en la forma que queramos.

En el lado negativo, la electrónica puede abrumarnos con la falta de sueño, ya sea que seamos conscientes de ello o no. Lo mismo es cierto para su hijo.

Tanto los médicos como los pediatras recomiendan que todos los dispositivos electrónicos se apaguen o no se vuelvan a mirar durante la noche, treinta minutos antes de dormir. Treinta minutos es el tiempo recomendado al menos para darle a su cuerpo el tiempo que necesita para recuperarse de la luz brillante que produce su dispositivo electrónico.

Si utiliza alguno de los siguientes dispositivos electrónicos, como un teléfono, tableta, computadora portátil, televisión, etc., e intenta dormirse inmediatamente después de ver el dispositivo, será casi imposible debido a la «luz brillante» antes mencionada que produce su dispositivo.

Apagar o guardar sus dispositivos electrónicos treinta minutos antes de dormir le da a su cuerpo el tiempo que necesita para recuperarse de ver los dispositivos electrónicos y, por lo tanto, poder irse a dormir cuando lo desee en lugar de luchar por dormir en su horario de sueño.

Algunos buenos consejos para combatir el uso de la tecnología antes de dormir, especialmente en tu hijo de siete años, son los siguientes:

  • Apague los dispositivos electrónicos treinta minutos antes de que su hijo se duerma
  • Mantenga los dispositivos electrónicos como tabletas, teléfonos, computadoras portátiles, etc. fuera de la habitación de su hijo.
  • Fomente la lectura (con un libro físico) antes de acostarse en lugar de ver los aparatos electrónicos con una luz brillante. Los beneficios de tales se enumeran arriba.

Para una exclamación más profunda sobre «luz brillante», lea aquí.

La “luz brillante” también se conoce como “luz azul”. Los dispositivos electrónicos emiten luz azul y, como resultado, hace que su cuerpo posponga la liberación de melatonina en su cuerpo para que se duerma.

La melatonina es la sustancia química natural que induce el sueño de su cuerpo. La luz azul también puede hacer que el reloj de sueño de tu cuerpo se reinicie.

Primero, la razón por la que se recomienda que guarde sus dispositivos electrónicos treinta minutos antes de intentar dormir es que le da tiempo a su cuerpo para recuperarse y producir la melatonina que se le ha negado debido al uso de la luz azul en la tecnología que usted o su hijo ha estado viendo y usando.

En segundo lugar, tener alterado el reloj biológico de su hijo no es beneficioso en absoluto. Esto resultará en que se interrumpa su horario de sueño. Esto también será negativo debido a la escuela matutina y el horario que allí se preestablece.

Es importante ser consciente del tiempo que se dedica a los dispositivos electrónicos y saber dónde se gasta ese tiempo.

El resultado de un buen uso de la tecnología significará una buena noche de sueño y un horario de sueño estable tanto para usted como para su hijo.

Explorando la necesidad de ruido o silencio en la noche

Es posible que haya descubierto que no puede dormir bien sin ruido presente. Estos ruidos no tienen que incluir los sonidos de grandes multitudes, construcción o tráfico, sino simplemente los sonidos de un ventilador que gira o un zumbido electrónico.

Aunque no todo el mundo prefiere el ruido, muchos descubren que tener un ruido presente en la noche les ayuda a dormir toda la noche y a estar bien descansados. Esta necesidad también se puede encontrar en sus hijos.

Hay muchos métodos de sonido que puede usar si descubre que su hijo duerme mejor con él.

  • Ruido blanco: el ruido blanco, según la definición del diccionario Merriam-Webster, es «una mezcla heterogénea de ondas de sonido que se extienden en un amplio rango de frecuencia». Estas ondas de sonido pueden producir sonidos como el de consistencia estática que ofrece un buen ruido de fondo (muy parecido al de un ventilador, aire acondicionado o dispositivo de calefacción) para dormir.
  • Sonidos de la naturaleza: los sonidos de la naturaleza son realmente relajantes y pueden ofrecer el ruido y la relajación necesarios para una buena noche de sueño. Estos sonidos pueden incluir ríos, lluvia, viento, olas, tormentas eléctricas, etc.
  • Música instrumental: la música instrumental es tan impactante como las demás en su efectividad para relajar y ayudar a una persona a dormir, todo depende de la preferencia del durmiente. La buena música instrumental para escuchar para dormir puede incluir música suave de arpa o guitarra, piano y orquesta.

Si descubre que su hijo necesita silencio para dormir en lugar de ruido, aquí hay algunos consejos útiles.

  • Asegúrese de que el volumen de cualquier dispositivo electrónico que usted u otras personas usen mientras su hijo duerme se mantenga bajo, si no se silencia con la cabeza o los auriculares.
  • Si las paredes son algo, intente agregar un poco de insonorización a las paredes. Si la puerta es delgada, tal vez piense en invertir en una puerta más gruesa o nuevamente en agregar insonorización.
  • Si su hijo todavía tiene problemas para dormir o se encuentra en una situación en la que el ruido siempre es una posibilidad, los tapones para los oídos son un método igualmente efectivo para garantizar una noche silenciosa.

Ofreciendo consuelo a los miedos nocturnos

Recuerdo que cuando era un niño de la misma edad, constantemente tenía temores debido a mi imaginación de los horrores que en cualquier momento podrían salir sigilosamente de mi armario, arrastrarse debajo de mi cama o incluso aparecer en la oscuridad que encerraba mi habitación.

La imaginación de un niño de siete años puede ser muy salvaje y vívida. Es extremadamente importante que estés al tanto de los miedos de tu hijo, cierto miedo podría mantenerlo despierto por la noche.

Al conocer las preocupaciones de su hijo, puede ayudar a ofrecerle consuelo y erradicar esos temores.

Un miedo puede tender a ser muy individualizado para cada niño, pero aquí hay algunos consejos para ayudar a resolver algunos de los más comunes.

Si su hijo tiene miedo a la oscuridad, ofrézcale una solución, como una luz de noche. Hay muchos tipos de formas de iluminar la habitación de su hijo que pueden ofrecer comodidad de diferentes maneras.

  • Aquí hay una luz de noche regular que puede iluminar la habitación de su hijo. Tiene sensores de día a amanecer para que no tengas que preocuparte por desenchufarlo o apagarlo. La luz que proporciona es también una luz cálida por lo que no impedirá que tu hijo se duerma.
  • Una lámpara de lava también es una forma genial de agregar luz a la habitación de su hijo. Es una luz tenue que no mantendrá despierto a su hijo, pero es lo suficientemente ligera como para erradicar cualquier miedo que pueda persistir. Los movimientos relajantes de la lámpara también pueden consolar y relajar a su hijo.
  • Una tercera opción incluye la de una lámpara de estrella. Esta lámpara no es muy brillante pero proyecta iluminaciones de estrellas y constelaciones por toda la habitación de su hijo. Esto puede iluminar y ocupar a su hijo hasta que encuentre el sueño. Esta lámpara también incluye un temporizador por si no se desea que permanezca encendida toda la noche.
  • Finalmente, uno de mis favoritos personales es el brillo en las estrellas oscuras. Personalmente, tenía estos en el dormitorio de mi infancia y me ofrecieron la cantidad perfecta de iluminación y relajación. No son lo suficientemente brillantes como para mantener a alguien despierto, pero lo suficientemente brillantes como para que puedas ver tu habitación una vez que tus ojos se hayan adaptado. Tener estrellas sobre mí todas las noches no solo eliminó mis miedos a la oscuridad, sino que también me dio una sensación de comodidad. Uno que su hijo también pueda encontrar agradable.

Si su hijo le teme a un monstruo debajo de su cama, hay muchas cosas que puede hacer como padre o tutor para erradicar ese miedo.

  • Si su hijo tiene un gran espacio debajo de la cama, puede llenar el espacio con cajas de almacenamiento o cajones para ropa u otras necesidades de almacenamiento. Al llenar el espacio erradicarás el miedo a que nada ni nadie tenga espacio suficiente para estar debajo de la cama.
  • Tenga una herramienta que le ayudará a erradicar el miedo como «spray monstruo». Muchos padres usarán una herramienta como esta para rociar las áreas a las que el niño tiene miedo para erradicar el miedo. Les dicen que las propiedades del aerosol harán que no aparezcan monstruos o algo por el estilo y rocían las áreas de la habitación que su hijo teme que aparezca un monstruo. Como resultado, nunca aparecerá ningún monstruo.
  • Otro miedo común en los niños es un monstruo en su armario. Para erradicar este miedo, puede usar la misma táctica que con el «spray de monstruos» o simplemente poner una silla contra el armario para «atrapar» a los monstruos dentro. Otra idea es cambiar su miedo mostrándoles una película con una perspectiva positiva sobre monstruos como «Monsters Inc».

Otras formas de brindar comodidad en la noche son cosas simples como tocar música o proporcionarle a su hijo un animal de peluche. A veces, si tiene un perro o un gato, estos animales también pueden brindarle consuelo a su hijo.

Cuidado con los trastornos del sueño en su hijo

Si descubre que no importa lo que haga, su hijo todavía no duerme bien, es posible que tenga un trastorno del sueño. Hay muchos trastornos del sueño que un niño puede tener. Los trastornos del sueño se clasifican en títulos separados; Primero, disomnias y segundo, parasomnias.

disomnias

Según reference.MD, las disomnias son “una amplia categoría de trastornos del sueño caracterizados por hipersomnia o insomnio.

Las tres subcategorías principales incluyen intrínsecas (es decir, que surgen del interior del cuerpo), extrínsecas (secundarias a condiciones ambientales o diversas condiciones patológicas) y alteraciones del ritmo circadiano. (Tomado de Thorpy, Sleep Disorders Medicine, 1994, p187)”.

  • Insomnio – Incapacidad para dormir
  • Hipersomnia – Cansancio excesivo
  • Narcolepsia: tendencia extrema a quedarse dormido en un entorno relajante.
  • Apnea del sueño: ocurre cuando la respiración de una persona se interrumpe durante el sueño.

parasomnias

También según reference.MD, las parasomnias se definen como “movimientos o comportamientos asociados con el sueño, etapas del sueño o despertares parciales del sueño que pueden afectar el mantenimiento del sueño.

Las parasomnias generalmente se dividen en cuatro grupos: trastornos del despertar, trastornos de transición sueño-vigilia, parasomnias del sueño REM y parasomnias inespecíficas. (Tomado de Thorpy, Sleep Disorders Medicine, 1994, p191)”.

  • Sonambulismo – Caminar mientras duerme
  • Terrores nocturnos (terrores nocturnos): despertarse físicamente del sueño con terror debido a un sueño o pesadilla.
  • Pesadillas: un sueño aterrador o desagradable.
  • Parálisis del sueño: una forma de parálisis que puede ocurrir durante unos minutos con mayor frecuencia al quedarse dormido o al despertar.

Estos no son los únicos trastornos que se enumeran anteriormente, hay muchos más. Si sospecha que su hijo puede estar sufriendo un trastorno del sueño, comuníquese con el pediatra de su hijo y programe una cita para que lo vean lo antes posible.

Siempre es importante mantener a su hijo sano y salvo. Si su hijo sufre de un trastorno del sueño, el pediatra de su hijo puede darle algunos consejos o recetarle los medicamentos necesarios para ayudar a su hijo a tener un sueño reparador y sin interrupciones.

¿Cuánto tiempo necesita dormir un niño de siete años?

El tiempo recomendado que su hijo de siete años debe pasar durmiendo es entre nueve y once horas de sueño cada noche.

¿Qué puedo usar para ayudar a mi hijo a dormir?

Como se indicó antes, abstenerse de bebidas azucaradas y con cafeína ayuda a su hijo a dormir por la noche. Además, asegurarse de que su hijo haga ejercicio puede ayudarlo a motivarse para dormir por la noche.