Cómo enseñar a una niña de 6 años a tener más confianza social

A la edad de siete años, es importante infundir confianza social en su hijo. Sin embargo, ¿cómo le enseñas a un niño de 6 años a tener más confianza?

La confianza social se puede generar brindando oportunidades para que su hijo de 6 años experimente situaciones sociales, permitiendo que su hijo de 6 años tome decisiones por sí mismo y celebrando el esfuerzo que pone en algo en lugar de luchar por la perfección.

Es difícil expresarle a un niño de 6 años la importancia de poder expresarse adecuadamente ante los demás. Pero cuanto antes se desarrolle esa habilidad, mejor estará su hijo.

Entonces, aquí hay algunas formas que puede usar para reforzar la confianza de su hijo y sacarlo de su exterior tímido.

Proporcionar oportunidades de crecimiento

Fui educado en casa hasta los 6 años. La razón por la que mis padres me colocaron en el sistema de escuelas públicas fue para brindar más oportunidades de interactuar y socializar con niños de mi edad.

Esto es especialmente importante para mí, ya que tenía un impedimento del habla que no desaparecía de las interacciones que tenía con mi familia.

El resultado fue la terapia del habla y mi ingreso al sistema escolar público. Mis padres sabían lo que estaban haciendo aquí. Necesitaba las oportunidades que me brindaba la escuela para crecer. Querrá proporcionar eso a sus hijos también.

La escuela pública no es la única forma de proporcionar esto a sus hijos si eso no funciona para sus hijos, entonces pruebe algún otro programa que mejore sus interacciones y juegue con niños de su edad.

Ya sea que se trate de exploradores de cachorros, un programa de la iglesia, actividades extracurriculares o deportes, cuantas más posibilidades tenga su hijo de 6 años de interactuar, más interactuará su hijo de 6 años.

Al brindar estas oportunidades, es importante permitir que su hijo de 6 años experimente el escenario social con la menor interferencia posible. Trate de convencer a su hijo de 6 años para que socialice con los otros niños, pero no fuerce nada.

Si dependen demasiado de usted para sus conexiones sociales, no son mucho mejores de lo que eran sin socializar. Necesitan hacer conexiones por su cuenta.

Ayude a su hijo de 6 años a establecer metas

Una de las mejores maneras en que puede ayudar a desarrollar la confianza de su hijo es ayudarlo a establecer metas. Tal vez esto comience con la selección de objetivos para ellos, pero comience a dejar que su hijo de 6 años tenga más y más aportes a medida que continúa este proceso de planificación con ellos.

Si su hijo comienza a tratar estas metas como algo que debe lograr, verá progreso en ellas, pero si también está seleccionando las metas, entonces aprenderá a respetar las metas que se ha fijado.

Si un niño es capaz de ser responsable de sí mismo, podrá progresar a un ritmo mucho más rápido, ya que solo necesitará querer seguir adelante.

Al establecer metas, es importante que enfatice que alcanzar la meta no es tan importante como hacer un esfuerzo para alcanzar la meta. Puede enfatizar el logro a largo plazo de una meta con algún tipo de incentivo.

Tal vez puedan salir a comer o tener tiempo extra en los dispositivos electrónicos, pero enfatizar la importancia de tratar de alcanzar una meta es algo que deberás brindarle al niño a través de tus acciones.

Esto puede ser tan simple como palabras de afirmación a los esfuerzos de su hijo:

“Me gusta lo duro que estás trabajando para alcanzar tu meta”.

“¡Buen trabajo hasta ahora! Sigue adelante.»

No disminuya la recompensa del éxito, pero sea un elemento constante de apoyo para alcanzar esa meta.

Finalmente, no presiones por la perfección. Si no se alcanzó una meta, trate de averiguar qué salió mal esta vez. A ver si tal vez el gol fue demasiado. Pregúntele a su hijo cómo se siente acerca de su meta y qué tan cerca estuvo de ella.

Obtén su opinión, pero asegúrate de que entiendan que fallar está bien. Levantarse e intentarlo de nuevo es tan importante como alcanzar su objetivo final. Eventualmente, llegarán allí, solo tienen que seguir intentándolo.

Fantasear sobre el futuro

Además de establecer metas, es importante permitir que sus hijos sueñen con el futuro. Para los niños de 6 años, lo son, ya sea que recién ingresen a la escuela o que hayan estado en la escuela durante aproximadamente un año.

Por eso, van a empezar a ser influenciados por sus compañeros y profesores. Ser capaz de proporcionar una perspectiva de futuro a sus vidas les ayuda a ver un propósito para trabajar duro.

Cuando se habla del futuro, está bien dejar que sus hijos establezcan metas poco realistas. Se volverán más realistas a medida que crezcan, pero la parte importante de este proceso es el acto de mirar hacia el futuro.

Mirar hacia el futuro les da a los niños un propósito. Tener un propósito añade significado a la vida.

Mirar hacia el futuro les da a los niños un propósito.

Tener un propósito añade significado a la vida.

Con objetivos establecidos y visiones del futuro, su hijo de 6 años comenzará a ver los beneficios de las actividades en las que participa. Puede promover este proceso demostrando cómo las cosas que están haciendo o pueden estar haciendo serán útiles. con ellos a lo largo de sus objetivos.

Recuerdo haber hablado con mi profesor de inglés en la escuela secundaria.

Había convencido a su hijo, cuya futura fantasía era convertirse en Jedi, que un Jedi tenía que estar en buena forma física para manejar sus sables de luz. Ella dijo que él todavía se quejaba después de que en realidad comía sus vegetales.

Puede ver cómo se puede aplicar esto a otros escenarios, así que personalícelo para su hijo. Tal vez no estén interactuando con sus compañeros al tener el objetivo de ser médico, puede explicarles lo importante que es hablar con sus pacientes.

Al tener un propósito, puede guiar mejor a su hijo de 6 años para que haga lo que necesitará más adelante en su vida.

Sea una guía (no un guardia)

Todos queremos proteger a nuestros hijos, pero cuanto más los protejas, menos capaces serán de protegerse a sí mismos. Así que tendrás que dejar que tus hijos se cuiden solos. Da ese primer paso alejándote.

La próxima vez que su hijo tenga un problema, en lugar de proporcionarle una respuesta, dígale que es «algo para buscar en Google» o tenga una discusión sobre la pregunta en lugar de responder rápidamente la pregunta de inmediato.

Al inculcar esta independencia en su hijo a una edad temprana, será más capaz de enfrentar problemas sin su ayuda más adelante en sus vidas. Esto es lo que necesitan. Todos queremos estar ahí para nuestros hijos, pero la realidad es que no siempre estaremos ahí.

Cuanto más puedan hacer por su cuenta, mejor estarán al enfrentar estas situaciones, y cuanto más práctica tengan en eso, más preparados estarán para salir adelante por su cuenta.

Permítales hacer las cosas por sí mismos

Soy una de esas personas que prefiere tener el control. Si veo que alguien está haciendo algo mal, tengo que luchar contra el impulso de tomar el relevo. Si eres como yo, debes saber que no puedes hacer esto por tu hijo de 6 años.

Es necesario que su hijo de 6 años se desarrolle solo de muchas maneras. Si bien a veces es necesario que usted intervenga, y nunca está de más ayudar cuando su hijo lo pide, a veces es mejor dejar que sus mentes trabajen.

Los niños de siete años pueden ser increíblemente imaginativos y creativos. La influencia de los demás, ya sea de sus padres o de sus compañeros, puede conducir a una disminución de esa creatividad y expresión.

Además, las actividades que un niño hace por su cuenta a menudo pueden tener más significado para él que las actividades grupales. Esto puede ser especialmente significativo para los niños que son más introvertidos que extrovertidos.

Al pasar tiempo solos trabajando en algo, puede ver qué les interesa, así como adónde pueden ir cuando se enfrentan a problemas.

Mi madre se dio cuenta de que estaba estresado cuando solo quería leer libros y alejarme del mundo. Esto no fue algo malo, solo fue una forma de pasar el tiempo sin estresar mi cerebro de 6 años.

Su hijo de 6 años puede actuar de manera similar. Vea que están haciendo algo constructivo, pero por lo demás está bien dejarlos solos a veces si así lo desean.

No tengas miedo de enfrentar los sentimientos

Las emociones conducen a los momentos más grandes y llenos de conflictos de nuestras vidas. A menudo pueden conducir a acciones que serían incomprensibles o simplemente en contra de nuestras personalidades en circunstancias normales.

Las emociones están en el centro de los problemas de los adultos, no solo de los niños, pero cuanto antes se aprenda a lidiar con ellas, mejor será para el resto de sus vidas.

Es por eso que usted, como padre, no puede tener miedo de enfrentar los sentimientos.

Ya sea que esos sentimientos sean suyos o de su hijo, no importa, al enfrentar estas emociones, su hijo tendrá un ejemplo al que mirar en el futuro.

Así que hable sobre lo que está pasando en su cabeza y cómo puede ver la situación lógicamente a pesar de todas las emociones que pasan por su cabeza.

Al brindarle esto a su hijo, estará mejor preparado para lidiar con estos problemas por sí mismo. Ese es el objetivo. Continúe brindando formas para que su hijo pueda valerse por sí mismo de esa manera, solo lo necesitarán cuando se encuentren en una situación que no estén seguros de cómo manejar.

A menudo, en esas situaciones, puede ser útil tener una segunda persona que piense en la situación.

Lo cual es otro beneficio de estar dispuesto a enfrentar los sentimientos. Las emociones a menudo se pueden ver como algo que debe cuidarse en privado, pero a veces todo lo que necesita es la perspectiva de un extraño.

Demostrar a su hijo que está bien obtener la perspectiva de un extraño sobre un problema es un ejemplo de humildad que puede usar para buscar ayuda cuando se enfrenta a un problema que es demasiado grande para manejar.

Como padres, a menudo no queremos mostrar debilidad a nuestros hijos, pero al nunca mostrar el lado humano de nosotros mismos a nuestros hijos, los obligamos a alienar su perspectiva de nosotros. Lo que da como resultado la visión dorada que la gente a veces tiene de sus padres.

Sin embargo, esto puede ser difícil para un niño, ya que querrá ser como sus padres, pero los verá como personas intachables. No hagas esto, muéstrales que eres humano, que eres como ellos.

Genere confianza en su hijo permitiéndole reconocer quién es. Inhibir este reconocimiento es negativo, así que permítales darse cuenta de que son como usted y pueden comenzar a darse cuenta de que el mundo está lleno de personas como ellos.

Muestra tu amor

Cuando comparta sus emociones, asegúrese de que no sean todas negativas, muestre también el lado positivo de las cosas. De la manera, muestra cuánto los amas.

Todos amamos a nuestros hijos, pero la forma en que mostramos ese amor puede ser diferente, de alguna manera nuestros hijos pueden no entender eso. Lo que puede conducir a la frustración y la falta de sentirse apreciado.

Evita esto siendo abierto sobre tu amor y la forma en que amas. Los niños necesitan verte expresar tu preocupación por ellos, pero esto no debería ser incómodo para ti, así que encuentra un término medio que muestre cuánto te preocupas por ellos y al mismo tiempo hacerlo de forma natural y seria.

Tengo un tío que me envía un mensaje de texto explicándome abiertamente que se preocupa por mí. Encontré esto realmente extraño al principio, ya que parecía una forma incómoda de mostrar su afecto, pero a medida que lo pensaba en mis relaciones, estaba siendo increíblemente reservado para compartir mi aprecio por los demás.

Es realmente difícil encontrar el momento adecuado para elogiar a alguien, pero siempre se siente bien ser elogiado. Hay una calidez increíble en tu pecho cuando escuchas esas palabras de respeto provenientes de otro.

Así que comparte esa experiencia con tus hijos. Admite cuando estés orgulloso y asegúrate de que puedan reconocer el cuidado que tienes específicamente para ellos.

Sea un modelo de confianza

Si hay un concepto general que puede utilizar para proporcionar cada una de estas sugerencias, es que puede y debe modelar el comportamiento que desea que tengan sus hijos.

Si necesitan ser más sociables, entonces tú debes ser más sociable.

Es difícil romper los personajes que hemos creado para nosotros mismos. Se vuelve más y más difícil hacer eso a medida que envejecemos. Entonces, por el bien de sus hijos, sea el ejemplo que necesitan ver para convertirse en las personas socialmente seguras que pueden ser.

La crianza de los hijos requiere mucho esfuerzo, pero a menudo son las acciones simples que realiza todos los días las que tendrán más influencia en sus hijos. De la misma manera que los niños usarán las palabras que tú haces, ellos usarán las acciones que tú haces.

Observe lo que está haciendo, el ejemplo que brinda es poderoso para sus hijos.

Recuerdo que en un Día de Acción de Gracias mi hermano mayor había mencionado cuánto le gustaba cómo mi padre besaba a nuestra madre al salir por la puerta.

Era algo que todos notamos y se había convertido en un hábito para él más que cualquier otra cosa. Pero mi hermano lo vio como un acto de amor, y eso también fue.

Mi padre, reflexionando sobre ello, admitió que no podía recordar la última vez que había decidido hacer eso. No quiso decir que no lo había hecho en un tiempo, solo que no se había esforzado conscientemente en besar a mi madre.

Para él era un lugar común, pero para mi hermano era importante. Las acciones simples, a los ojos de su hijo de 6 años, pueden tener grandes consecuencias.

Así que sé consciente de tus acciones y sé consciente de que hay alguien observándote. Tendrán que lidiar con su propia lucha en la vida, pero tener una base sólida a los 6 años y un gran ejemplo para mirar hacia atrás, será un empujón sólido en su viaje de la vida.

¿Cómo ayudar a un niño tímido de 6 años a socializar?

Ayudar a un niño tímido a socializar requiere que dedique tiempo a ayudarlo a desarrollar sus habilidades sociales.

Esto se puede hacer teniendo una conversación con ellos en casa o invitando a otras personas a tu casa para mostrarles cómo socializan los demás. Querrás que escuchen la conversación de los demás al mismo tiempo que escuchas su conversación.

¿Qué tan tímido es “demasiado tímido” en niños de 6 años?

Dado que los niños de 6 años han ingresado a la escuela, es más fácil probar su timidez en ese entorno. si no están dispuestos a ir a la escuela, o tienen dificultades para hacer amigos en la escuela, entonces son demasiado tímidos.

Querrá tratar de enfatizar la socialización y descubrir por qué a su hijo no le gusta socializar. Con suerte, en su conversación, puede encontrar lo que inhibe la socialización.