15 formas de mejorar el vocabulario de un niño de 3 años

La edad de 3 años es uno de los años formativos más importantes en la vida de un niño. Este es el momento en que comienzan a aprender nuevas palabras rápidamente y la base básica de su vocabulario se establece en el suelo. Durante este tiempo, como padre, usted tiene la responsabilidad de brindarles toda la ayuda que puedan necesitar para comenzar a desarrollar un vocabulario sólido.

Ya sea una palabra real o solo un sonido, tan pronto como su hijo pronuncie su primera palabra, comenzará a desarrollar su vocabulario. La primera palabra de cada niño es especial y es algo que vale la pena celebrar. Pero una vez que se ha regocijado en su primer hito de aprendizaje, comienza el verdadero trabajo. Depende de usted ahora, asegurarse de que formen un vocabulario que les ayudará en sus proyectos futuros.

Si se pregunta cómo puede ayudar a su hijo de 3 años a desarrollar y mejorar su vocabulario, estamos aquí para ayudarlo.

Maneras fáciles de ayudar a desarrollar el vocabulario de su hijo de 3 años

  • Cuentos para dormir: leerle un cuento a su hijo todas las noches antes de acostarse puede formar un hábito saludable de leer libros para toda la vida. Léales pequeñas partes de la historia y luego haz una pausa para preguntarles si entienden lo que se dice en la historia. Explíqueles el significado de cada palabra. Léales la misma historia dos o más veces solo para ver si están captando los significados y la trama mejor que la última vez. Si les gusta especialmente una historia en particular, pregúnteles qué sucede a continuación. De esta manera, comenzarán a aprender una variedad de palabras nuevas.
    • Cante a su hijo – Cante canciones divertidas y pequeñas a su hijo. Puede ser educativo o simplemente una canción alegre. Intente que su hijo cante junto con usted y, de vez en cuando, explíquele de qué está cantando exactamente. Enséñeles a realizar acciones junto con las canciones, como pisotear, aplaudir, reír y decir «hola» al son de la canción. Esta puede ser una forma divertida y emocionante para que su hijo mejore su vocabulario.
    • Tenga conversaciones con su hijo: hablar con su hijo es muy importante. Tenga conversaciones regulares y permítales expresarse. Enséñele a su hijo a comunicar lo que quiere o necesita y responda a sus demandas. No simplifique demasiado las palabras mientras habla con su hijo. Si es necesario, haga una pausa y pregúntele a su hijo si está comprendiendo lo que está diciendo.
    • Explore su entorno: nombre todo lo que su hijo de 3 años ve a su alrededor. Comenzando desde muebles simples hasta varios objetos, familiarice a su hijo con el nombre de cada artículo. Permita que su hijo haga preguntas y dígale lo que necesita saber. En general, un niño de 3 años es muy curioso y tendrá muchas preguntas. Ten paciencia y respóndelas solemnemente. Si un niño siente que lo están tomando en serio, solo lo alentará a hacer más preguntas y aprender más rápido.
    • Señale objetos y nómbrelos: de vez en cuando, cuando lleve a su hijo fuera de su casa, muéstrele cosas nuevas y dígale el nombre de esas cosas. Juegue un juego en el que señalará objetos al azar y su hijo los nombrará. Esta puede ser una forma efectiva de enseñarle a su hijo nuevas palabras y familiarizarlo con su entorno.
    • Organice citas para jugar con otros niños: interactuar y pasar tiempo con niños de su edad podría ayudar a su hijo de 3 años a aprender nuevas palabras mucho más rápido. Las citas para jugar bajo la supervisión de los padres pueden ser una forma divertida y emocionante para que su hijo aprenda y crezca. La comunicación con otros niños enriquecerá el vocabulario de tu hijo de 3 años sin siquiera tener que esforzarse. Esto también les ayudará a aprender cómo socializar y funcionar en un grupo.
    • Acostúmbrate a aprender una palabra por día: aunque es probable que tu hijo aprenda más de una palabra por día, sigue siendo una buena idea que te enseñes al menos una palabra todos los días. Puede hacerlo todas las mañanas y preguntarles más tarde si recuerdan lo que significa. Este hábito de aprender una palabra por día permanecerá con ellos incluso cuando crezcan y les ayudará a lograr un vocabulario sólido.
    • Introducir palabras sensoriales a su vocabulario – A través de conversaciones regulares; Trate de introducirlos a las palabras sensoriales. Puede preguntarles si sienten frío o calor. Pregúnteles cómo se siente cuando los lleva al aire libre después de la lluvia. Incluso si no pueden articular sus sentimientos y la sensación que podrían estar experimentando, permítales usar tantas palabras como necesiten. A veces, indíqueles las palabras que cree que están buscando, pero siempre déjeles espacio y tiempo para usar sus propias palabras.
    • Mantenga un diario: esta es una tarea específicamente diseñada para padres. Lleve un diario para realizar un seguimiento de todas las palabras que les haya enseñado o que haya oído usar a los niños. De esta manera, puedes mencionar estas palabras en una conversación con ellos para que no las olviden.
    • Juegue juegos de palabras: juegue charadas o juegos de palabras para aumentar el vocabulario de su hijo de 3 años de una manera divertida y emocionante. Cuando espera en la fila a su pediatra o está atascado en el tráfico, puede jugar estos juegos. Puede introducir pequeños premios para hacer que el juego sea más emocionante y para motivar a su hijo a participar en el juego con entusiasmo.
    • Use libros ilustrados: compre libros ilustrados brillantes y coloridos y deje volar la imaginación de su hijo con crayones y lápices de colores. Pídales que describan lo que están coloreando o pintando con sus propias palabras. Esto enriquecerá su vocabulario y podrás agregarle nuevos a medida que avanzas.
    • Interprete personajes de sus libros favoritos: la historia favorita de su hijo es clave para enriquecer su vocabulario. Puede usar esa historia de varias maneras hasta que finalmente se cansen de ella. Elija personajes de la historia y actúe con ellos con su hijo. Enséñele a su hijo de 3 años todos sus diálogos favoritos y asegúrese de que su hijo comprenda el significado de las palabras que está pronunciando. Si su hijo se cansa de una historia, pase a otra. A veces, permita que su hijo invente nuevas tramas y sus propios diálogos y juegue con ellos.
    • Haga una pausa y pregúnteles qué significa cierta palabra: de vez en cuando, pregúnteles al azar qué significa cierta palabra. No los sobrecargue ni los presione. Pregúntales como si realmente no supieras los significados y si no pueden decir los significados, házselo saber y sigue adelante.
    • Señale las partes del cuerpo: señale todas las diferentes partes del cuerpo de su hijo, como la nariz, los ojos, la boca, los labios, las orejas, las manos, las piernas, etc. Familiarice lentamente a su hijo de 3 años con su anatomía. Juega pequeños juegos en los que señalarás una determinada parte del cuerpo y ellos la nombrarán.
    • Pregúnteles sobre sí mismos: póngase al día con su hijo de 3 años como lo haría con cualquier otro miembro adulto de su familia. Pregúntales cómo les fue en el día. Si su hijo dice que tuvo un mal día o un buen día, pregúntele por qué y tome todo lo que diga con gran solemnidad. Trate a su hijo como un individuo desde una edad temprana. Hazles sentir la importancia de las palabras que usan y cuéntales también sobre ti.

    Estas son algunas de las formas en que puede mejorar el vocabulario de su hijo de 3 años. Recuerde siempre que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y ningún niño es demasiado lento cuando se trata de aprender. No los sobrecargue ni los presione. Lo más importante, no permita que la diversión y la alegría se pierdan en su proceso de aprendizaje.