🥇 ¿ES NORMAL QUE UN NIÑO DE 6 AÑOS NO PUEDA LEER? | 6años.com Skip to content

¿ES NORMAL QUE UN NIÑO DE 6 AÑOS NO PUEDA LEER?

ES NORMAL QUE UN NIÑO DE SEIS AÑOS NO PUEDA LEER
ES NORMAL QUE UN NIÑO DE SEIS AÑOS NO PUEDA LEER
¿ES NORMAL QUE UN NIÑO DE 6 AÑOS NO PUEDA LEER?
5 (100%) 1 vote[suffix]

Los niños tienen una forma evolutiva en su desarrollo intelectual muy individual, pues cada uno va desarrollando de una manera propia sus capacidades, dentro de las cuales leer es una de las que a muchos se les dificulta de una manera muy significativa.

A la pregunta:

¿Es normal que un niño de 6 años no pueda leer?

La respuesta puede darse dependiendo de algunos factores que influyen en este aspecto, dentro de los cuales están:

  1. El país de residencia: el sistema educativo en cada país del mundo implementa su forma para que los niños comiencen a adquirir sus conocimientos. Por ejemplo en españa y polonia los niños a los 6 años están en preescolar y comienzan a aprender las letras, mientras que en el reino unido los niños comienzan a aprender a leer a partir de los 5 años y en china a la edad de 3 años ya leen.
  2. Si el niño tiene una curiosidad natural aprende a leer rápidamente. Este es un factor que muchas veces se explota positivamente en los niños, para lograr que la lectura sea parte de su vida.
  3. Las costumbres en el hogar de leer cuentos para que los niños concilien el sueño. Con esta tradición familiar se incentiva a los niños a la lectura por lo que aprender a leer es algo natural que los niños realizan casi sin ningún esfuerzo.
  4. Si hay hijos mayores dentro del rango de edad entre 8 y 10 años, los niños más pequeños con una edad entre 5 y 7 años, suelen competir con los primeros y una manera de demostrar que son tan buenos como ellos es aprendiendo a leer y a escribir correctamente.

Ahora también puede que los niños de 6 años que no han aprendido a leer, sufran de algún trastorno o patología como por ejemplo el déficit de atención o la dislexia.

Cuando estas son las razones que motivan que el niño no aprenda a leer, los padres deben llevarlo a consulta con su pediatra quien los remitirá a un especialista en tratar los trastornos y patologías.

Algunos estudios realizados en diferentes países y en distintos niños de edades entre los 5 y 8 años, han arrojado como resultado que la edad más propicia para que los niños comiencen a leer es a partir de los 6 años, ya que si se apresura al niño antes de esta edad puede que el mismo por la presión sienta un bloqueo y no logre aprender a leer fluidamente.

A raíz de estos estudios los expertos recomiendan que para iniciar al niño en la lectura, la misma se haga a manera de juegos donde el niño sienta que aprendiendo a leer también se divierte y no es algo aburrido a lo que tiene que someterse presionado.

Nivel de lectura normal para un niño de 6 años

Los niños tienen un ritmo individual para realizar sus tareas y también para aprender, cada uno dependiendo de su edad así como de las motivaciones u obstáculos lograrán alcanzar las metas que se les propongan.

La lectura es un elemento que alcanzarán los niños si tienen un lenguaje oral bien desarrollado, así como su parte motriz que también tiene incidencia en el aprendizaje de la lectura.

Los niños a los 6 años deben deletrear muy bien y lograr leer de una manera silábica, pues se comienza el aprendizaje de la lectura con cada una de las letras individualmente, al ir avanzando se combinan para obtener silabas que al principio son de dos letras una consonante y una vocal como por ejemplo: ma, pa, la, etc.

Y luego cuando el niño domina esta combinación se añade una tercera letra para formar silabas de 3 letras como por ejemplo: tri, plo, cle entre muchas otras.

En todas las culturas saber leer es parte importante de la comunicación que existe entre los diferentes miembros de la misma.

El aprendizaje de la lectura es un elemento que casi siempre se acompaña con el de la escritura, aunque en algunos países se le da más relevancia al aprendizaje de la lectura primeramente para luego avocarse al aprendizaje de la escritura.

Esto porque es mucho más fácil escribir una vez que se ha aprendido a leer.

Ambas prácticas se relacionan entre si y una depende de la otra.

En la lectura la audición y la visión son esenciales por lo que si un niño tiene deficiencias auditivas y/o visuales su aprendizaje en la lectura se verá seriamente afectado y los padres deben buscarle ayuda con los especialistas de salud adecuados.

Un niño a la edad de 6 años debe leer con frecuencia para ayudar a desarrollar la habilidad de lectura y el pensamiento cognitivo

Como en toda práctica mientras más se practique mayor será la habilidad adquirida, los niños deben realizar diariamente una hora de lectura la cual puede ser con intervalos de tiempo y descanso.

Con la práctica los niños alcanzan un nivel óptimo dentro de la lectura, pero en la actualidad la tecnología es una herramienta que le resta importancia a este magnífico hábito, los niños prefieren jugar sus juegos digitales que tomar un libro y leerlo.

En la escuela la lectura presenta mucha deficiencia actualmente, ya que los padres no les hacen hincapié a sus hijos para que lean sobre todo en los más pequeños.

Incentivar el buen hábito de la lectura es una tarea que debe nacer en la casa, hay una gran variedad de textos entre cuentos, historias de personajes famosos y adivinanzas que pueden captar la atención de los niños.

Si los padres hacen del hábito de la lectura un pasatiempo o un juego, a los niños no les parecerá una tarea lo cual ellos asocian con obligación y aburrimiento.

Como una buena opción los padres pueden premiar a sus hijos cuando avanzan en el campo de la lectura, para así inculcarles el amor a la lectura.

La lectura es un gran incentivo en el desarrollo cognitivo de los individuos, mediante la lectura los conocimientos se adquieren de una manera directa y adecuada, la cual es recomendable iniciarla desde una edad muy temprana para aprovechar las capacidades y desarrollar las habilidades que toda persona tiene.

No es hasta el final de curso que generalmente se espera que un niño lea fluido

El sistema educativo ha evolucionado así como lo han hecho muchos otros, ya no se tiene que esperar que el final de los cursos o grados estén cerca para evaluar a los niños en la lectura.

Tampoco se espera que casi termine el año escolar para exigirle al niño que lea fluidamente, durante el año escolar tanto en la casa como en la escuela se le debe tomar la lectura a los niños.

Adentrar a los niños en el hábito de la lectura puede ser muy fácil, utilizando cuentos, adivinanzas y textos con historias interesantes sobre temas que llamen la atención del niño, se logrará despertar su interés en la lectura.

Para un niño que lee fluidamente realizar sus tareas es algo muy fácil, este niño también se adapta fácilmente a las exigencias de cada grado al cual va escalando.

Cuando un niño lee puede tomar dictado, copiar y realizar pequeñas descripciones de objetos, lugares y personas de una manera correcta.

Cómo ayudar a un niño a leer

Los mecanismos, métodos o técnicas que se utilizan en el aprendizaje de la lectura dependerán de varios factores; la edad del niño, así como también de su capacidad y habilidad en realizar la lectura.

Dentro del método fijar un ejemplo resulta muy adecuado ya que algunos niños tienen memoria visual y esto les favorece en el proceso.

Cuando el aprendizaje no se toma como algo aburrido es mucho más fácil que el niño responda de una manera efectiva, el consejo en este caso a los padres y maestros es: háganlo divertido, creen juegos de adivinanzas o dramaticen cuentos donde al final se les darán premios sencillos o simbólicos para quienes logren aprender la lectura.

Los procesos de aprendizaje en niños pequeños requieren tiempo y que quien lo instruya sea paciente y esté a su lado, para alentarlo a seguir cuando tenga dudas pero también le dé alicientes cuando lo haga bien.

Razones por las que su hijo podría estar quedándose atrás

En un niño las razones para que el mismo no esté en el nivel normal de aprendizaje son muchas, las más comunes son:

  • Dislexia: que es una patología donde el niño confunde letras, silabas y palabras por lo que no puede diferenciar unas de otras.
  • Tdah: que son las siglas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad el cual se desarrolla en la etapa embrionaria de los fetos y afecta el sistema neurobiológico en la infancia.
  • Trastornos de procesamiento visual: donde el niño presenta problemas para asociar imágenes visuales ya que a pesar de no tener problemas de visión, su cerebro tarda en procesar las imágenes que captan los ojos.
  • Visión borrosa, miopía, astigmatismo y otras patologías que hacen escasa la visión del niño.

A estos padecimientos se pueden sumar otros menos comunes y conocidos, que hacen que el niño no pueda comprender lo que lee, así como tampoco adelantar su proceso de aprendizaje.

En estos casos los padres deben llevar al niño a una evaluación médica para que se le diagnostique el padecimiento y se le indique un tratamiento que lo ayude a superar su dificultad.

Los niños que presentan trastornos en el aprendizaje, no son niños con capacidades mentales especiales que necesitan atención individual ni asistir a una escuela donde los demás niños tienen problemas más severos, que lo que el niño con trastornos de aprendizaje presenta.

Un trastorno de aprendizaje suele evidenciarse en el primer grado de educación primaria, cuando se evalúan la lectura y la escritura al niño.

En tal caso los maestros son quienes indican a los padres que su hijo puede sufrir de algún trastorno que le dificulta al niño el aprendizaje.

No es fácil para los padres evitar sentir incertidumbre sobre si están actuando de una manera correcta en el aprendizaje de sus hijos.

Preguntas relacionadas

Como suele suceder los padres tienen muchas preguntas relacionadas con el tema del aprendizaje de la lectura, algunas se refieren a:

¿A qué nivel está un niño de 6-7 años?

Normalmente un niño de 6-7 años ya sabe leer fluido y comete muy pocos errores, manejar esta habilidad le permite escribir correctamente las palabras y avanzar firmemente en su aprendizaje.

Otra gran inquietud es:

¿En qué curso debe mi hijo ser un lector ágil con lectura fluida?

Se estima que a los 7 años el niño maneja muy bien la lectura, pero hasta los 9 años se toma como una edad acorde, para que el niño lea fluida y correctamente sin hacer pausas innecesarias, ni cometer errores en la lectura.

Las dudas surgen en todos los padres más si tienen otros hijos que han aprendido a leer antes de los 7 años.

Pero cada niño es una persona individual y sus capacidades se desarrollan de igual manera, es un grave error cuando los padres hacen comparaciones entre sus hijos ya que esto afecta a los hijos y crea un ambiente negativo en la convivencia familiar.

No es fácil para los padres evitar sentir incertidumbre sobre si están actuando de una manera correcta en el aprendizaje de sus hijos.

Tampoco es fácil si uno de ellos presenta alguna dificultad donde otro de sus hijos no lo ha hecho, pero siempre es importante que los padres mantengan una comunicación efectiva con los maestros y con sus hijos para saber cuál es el problema y así buscarle una solución rápida y eficaz.

Los niños tienen una forma de ver la vida desde una perspectiva muy distinta a sus padres y maestros, cuando son pequeños ellos no tienen la preocupación de casi nada pero si tienen la obligación de asistir a la escuela y cumplir con sus deberes escolares.

Esto para algunos es una verdadera molestia que se hace mucho más intensa si aparecen obstáculos que no le permiten el normal desarrollo de sus habilidades.

Preguntas frecuentes que nos hacemos con hijos de seis años de edad