🥇 ¿UN NIÑO DE 6 AÑOS QUE NO HAYA PERDIDO NINGÚN DIENTE? | 6años.com Skip to content

¿UN NIÑO DE 6 AÑOS QUE NO HAYA PERDIDO NINGÚN DIENTE?

¿ES NORMAL QUE UN NIÑO DE SEIS AÑOS AÚN NO HAYA PERDIDO NINGÚN DIENTE?
¿ES NORMAL QUE UN NIÑO DE SEIS AÑOS AÚN NO HAYA PERDIDO NINGÚN DIENTE?
¿UN NIÑO DE 6 AÑOS QUE NO HAYA PERDIDO NINGÚN DIENTE?

¿Es normal que un niño de 6 años aún no haya perdido ningún diente? La caída o muda de un diente comienza entre los 5 y los 7 años, pero no hay una edad establecida para que esto ocurra.

Los dientes de leche como comúnmente se le llaman a los primeros dientes o temporales, comienzan a formarse a partir de los 4 meses de vida, este es un proceso lento que dependerá del organismo de cada niño.

Se les conoce como dientes de leche por la blancura que los mismos tienen, y por aparecer mientras los bebes aún lactan.

A partir de los 6 años los dientes permanentes comienzan su erupción o salida, y es ahí donde los dientes de leche se aflojan y en algunos casos se caen sin mayor esfuerzo.

Si aparece un diente permanente y el diente de leche o temporal no se ha caído, se debe llevar al niño a una consulta con el odontólogo, quien le hará exámenes para determinar si se debe extraer el diente o esperar a que se afloje y se caiga por sí mismo.

¿Por qué su hijo de 6 años no ha perdido ningún diente?

Existen algunas causas que hacen que un niño de 6 años no haya perdido un diente, alguna de estas causas pueden ser:

  1. Si le salieron tarde los dientes de leche o temporales, la aparición de los dientes permanentes tardará más que en otros niños de 6 años que dentaron temprano.
  2. Si el niño sufre alguna patología que no le permite el desarrollo y erupción de los dientes permanentes, como por ejemplo: Síndrome de Down, labio leporino, déficit en la hormona del crecimiento y problemas endocrinos entre otras.
  3. Herencia genética, si en la familia suelen salir los dientes permanentes después de los 6 años, esto influye en la pérdida de los dientes de leche y aparición de los permanentes.

La dentición es un proceso biológico que comienza desde los 4 meses de edad, y su aparición tiene lugar antes del primer año de vida.

En algunos niños la pérdida de los dientes de leche o temporales comienza a los 5 o 6 años de edad, esto dependerá de ciertos factores y de la genética familiar.

Es importante que antes de que comience la pérdida de los dientes los padres hablen con el niño para que el evento no sea traumático ni le cause al niño miedo.

Las visitas al odontólogo también tienen mucha importancia para que el niño se adapte a las revisiones y esté controlado antes y durante la aparición de su dentadura permanente.

Cómo aliviar la ansiedad por la pérdida de dientes de su hijo

Para que el niño supere positivamente la pérdida de un diente de leche, los padres deben explicarle por qué esto le sucede.

En algunos países se tiene como costumbre decirles a los niños que el Ratoncito Pérez o el Hada de los dientes, se llevarán su diente y le dejarán algún presente que puede ser: dinero, galletas, juguetes, etc.

La higiene bucal juega un papel muy importante y vital para que los niños mantengan una dentadura sana y en perfecto estado.

El deterioro de los dientes causa enfermedades en todo el organismo, pues los mismos tienen incidencia en los principales órganos desde la boca hasta los huesos.

Cuando un niño tiene una dentadura deficiente suele presentar anemia, falta o deficiencia de calcio y de otros minerales que son esenciales en el desarrollo tanto de los dientes como del resto del cuerpo.

Educar a los niños en cuanto al cepillado de sus dientes, desde que tienen dientes de leche o temporales, les dará una gran y útil  herramienta para combatir las caries y mantener sanos sus dientes y toda su boca.

La línea de tiempo del desarrollo dental sano

Los dientes son de vital importancia en los seres humanos, para el desarrollo normal de los mismos se debe seguir la línea del tiempo en el desarrollo dental.

Este desarrollo normal para obtener una dentadura sana comienza desde el desarrollo del feto, es por esto que la madre debe alimentarse adecuadamente para que el futuro bebé obtenga todos los nutrientes necesarios para que se desarrollen normalmente sus dientes.

Alrededor de la sexta semana de gestación comienza el proceso de formación de la sustancia fundamental para la creación de los dientes.

Entre el tercer y cuarto mes de embarazo se forma la sustancia dura que bordea los dientes, de ahí la importancia de que la madre siga una dieta saludable rica en nutrientes y vitaminas que son esenciales en la formación de una dentadura permanente sana.

Higiene bucal

Para tener dientes sanos se debe tener una higiene bucal adecuada, usar diariamente crema dental con flúor y realizar un correcto cepillado así como el uso del hilo dental y de enjuague bucal para la eliminación de bacterias producidas por los restos de comida que quedan adheridas a los dientes y encías.

Muchas personas alrededor del mundo sufren por tener una dentadura en mal estado, que no solo se debe a las caries, pues en este proceso se incluyen muchos factores que tienen una influencia directa sobre la dentadura.

Patologías

Cuando comienza el proceso de dentición si se evidencian anomalías en el niño, se debe acudir al odontólogo para realizar exámenes que le indiquen en que parte de la línea del tiempo comenzaron los problemas y así buscar la solución antes de que aparezcan los demás dientes permanentes.

En la dentadura permanente es donde se evidencian los problemas pero en algunos casos se comienzan a mostrar desde la aparición de los dientes de leche o temporales.

Esto ocurre cuando la madre tiene problemas graves de salud o de adicciones como por ejemplo: alcoholismo, tabaquismo y drogas que afectan considerablemente la correcta formación de los dientes en los fetos.

¿Cuándo un niño verá crecer sus dientes de forma permanente?

La dentadura permanente es algo que todo ser humano experimenta, los dientes permanentes comienzan a salir normalmente alrededor de los 6 años cuando comienza el proceso de pérdida o muda de los dientes de leche o temporales.

En cada niño existe un patrón para que este proceso se lleve a cabo, algunos al mudar su diente de leche ya tienen el diente permanente a punto de salir, mientras que otros tardan en aparecer desde meses hasta un año pero si pasa del año se debe acudir al odontólogo para que el mismo explique qué es lo que sucede.

El proceso de dentición en los humanos es largo, el mismo comienza a partir de los 6 años y termina a los 21 años cuando salen las muelas del juicio.

Primera etapa: incisivos

La primera fase de la aparición de los dientes permanentes empieza entre los 6 y 8 años, en esta etapa aparecen los 4 incisivos superiores e inferiores, así como las muelas que están localizadas detrás del último molar de leche.

Segunda etapa: todos menos las muelas

En la segunda fase que está entre los 10 y 12 años aparece el resto de los dientes permanentes, a excepción de las muelas del juicio que empiezan a salir a los 17 años hasta los 21 pero no a todas las personas les salen las 4 muelas, algunos solo tienen 2.

En una cronología algo exacta, o como normalmente ocurre, se puede decir que los dientes salen de la siguiente manera:

Los dientes superiores:

  • Incisivos centrales aparecen entre los 7 y 8 años.
  • Incisivos laterales aparecen entre los 8 y 9 años.
  • Caninos salen entre los 11 y 12 años.
  • Primer molar sale entre los 10 y 11 años.
  • Segundo molar aparece entre los 12 y 13 años.
  • Tercer molar (muela del juicio) sale entre los 17 y 21 años.
  • Primer premolar aparece entre los 10 y 12 años.
  • Segundo premolar sale entre los 10 y 12 años.

Dientes inferiores:

  • Incisivo central sale entre los 6 y 7 años.
  • Incisivo lateral aparece entre los 7 y 8 años.
  • Canino sale entre los 9 y 10 años.
  • Primer molar aparece entre los 10 y los 12 años.
  • Segundo molar sale entre los 11 y 13 años.
  • Tercer molar (muelas del juicio) aparece entre los 17 y 21 años.
  • Primer premolar sale entre los 10 y 12 años.
  • Segundo premolar aparece entre los 11 y 12 años.

En algunas personas se cumple esta cronología mientras que en otras no, porque en el proceso de dentición influyen muchos factores de diversas índoles.

Retrasos extremos en la aparición y pérdida de los dientes

Cuando de una manera extrema se tarda la pérdida y/o aparición de la dentadura permanente, puede que se deba a diversas razones.

En la dentición permanente los retrasos causan angustia y preocupación en los padres, estos retrasos suelen ser por causas locales como:

  1. La falta de espacio en las encías
  2. Retardo en la muda
  3. Pérdida de los dientes de leche o temporales

Cuando se presentan retrasos lo más aconsejable es acudir al odontólogo, para que evalúe la situación y tenga un diagnóstico que le permita ayudar al niño en la aparición de su dentadura permanente.

Los problemas dentales causan mucha preocupación sobre todo si se trata de niños, pues los padres desean que los mismos tengan una buena y saludable dentadura permanente para que su salud general no se vea afectada a causa de una dentadura deficiente y mal formada.

Preguntas relacionadas

Son muchas las preguntas que en torno al tema de la dentadura se hacen los padres.

Algunas de las más importantes tienen que ver con los dientes permanentes, la pérdida de los dientes de leche, el correcto cepillado y la visita al odontólogo.

Cuando el niño cumple 6 años, es común que los padres se pregunten

¿Es seguro para mi hijo sacar sus dientes primarios o de leche en casa?

Ya que algunos no saben si sacándole el diente al niño en la casa le ocasionarán algún daño en las encías, o un trauma al niño relacionado con su dentadura.

Lo cierto es que muchos padres se atreven a remover el diente de leche de su hijo si el mismo le causa muchas molestias, también si no cuentan con seguro médico odontológico y tienen pocos o ningún recurso monetario para pagar una consulta privada.

Otra pregunta importante es:

¿Qué debo hacer si mi hijo de seis años no ha perdido ningún diente todavía?

Lo primero es saber que todos los niños no pierden sus dientes de leche a la misma edad, en este proceso influyen muchos factores siendo el genético uno de los que más peso tiene al respecto.

Para disipar estas dudas lo mejor es consultar a un odontólogo infantil, para que él evalúe al niño y saque de dudas a los padres.

¿Es mi hija de cinco o 6 años demasiado joven para estar perdiendo dientes?

Es una de las grandes dudas que inquietan y preocupan a muchos padres, a lo que deben saber que cada niño tiene un patrón genético que hace funcionar de manera perfecta todo en el organismo.

Todo proceso biológico que realiza el cuerpo humano está diseñado de una manera perfecta, pero en algunos casos se presentan alteraciones que producen retrasos o malformaciones, donde se presentan con mayor frecuencia estos factores es en los dientes y en los huesos.

Las malformaciones dentales causan muchas otras patologías que afectan el normal desarrollo de las funciones del organismo, entre las cuales están:

  • Anemia por realizar una mala masticación de los alimentos, donde la mayor parte de los nutrientes se pierde.
  • Mala digestión causada por una deficiente masticación.
  • Dolores y malformaciones en los huesos de la cara, especialmente en la mandíbula.
  • Desequilibrio, zumbidos y vértigo al tener incidencia en los oídos.
  • Dolor en el cuello.
  • Dolores dentales por tener deficiencia de calcio lo que ocasiona caries.
  • Estrés debido a las múltiples molestias que presentan quienes tienen la dentadura mal formada y débil.

Una dolencia permanente y muy común que padecen quienes tienen una dentadura mal alineada es la cefalea de origen dental, que se origina entre el hueso que une a la mandíbula con el cráneo.

Preguntas frecuentes que nos hacemos con hijos de seis años de edad