¿Por qué mi barriga se pone dura y luego blanda durante el embarazo? ¿Es normal?

El endurecimiento y ablandamiento de un vientre embarazado puede ser causado por varias razones dependiendo de su tipo de cuerpo, problemas en el útero, el tamaño y la posición del bebé en el útero, el aumento de peso, el tamaño del útero y las contracciones, especialmente si recientemente entró en su tercer trimestre. . El aumento de los niveles de líquidos y hormonas que hacen que los músculos del abdomen se relajen también puede contribuir a la dureza y suavidad de su vientre embarazado. Todas estas razones no dañarán a tu bebé pero harán que el embarazo sea más incómodo para ti.

Pero cuando el endurecimiento de su estómago se presenta con dolor severo, sangrado, flujo vaginal y escalofríos, consulte a su médico de inmediato.

Puede ser una señal de advertencia de condiciones subyacentes como niveles altos de azúcar, preeclampsia o aborto espontáneo.

¿Por qué mi barriga se pone dura y blanda durante el embarazo?

Imagina cómo tu pequeño comienza a ocupar el estrecho espacio de tu barriga. A medida que el feto crece, ejerce más presión sobre el área abdominal. También empuja contra la piel para dar una sensación de firmeza que no se mantiene por mucho tiempo.

Eso es porque las hormonas del embarazo tienden a mitigar la situación y suavizar tu barriga. Por lo tanto, es normal que las mamás experimenten la fluctuación de la rigidez durante el embarazo.

Pero su bebé, el útero y las hormonas por sí solos no son las únicas variables involucradas en la rigidez de su barriga.

Si está activo o cuando su vejiga está llena, también puede sentir algunos cambios en su vientre.

Aquí hay otros factores que pueden afectar su apariencia y tacto durante el embarazo.

1. Cambios digestivos

Estreñimiento, hinchazón, diarrea, gases: las mamás pasan por esta serie de episodios digestivos durante el embarazo. Sin embargo, no se preocupe, no siempre se trata de algo que come lo que causa el problema.

Durante el embarazo, su nivel de progesterona aumenta y ralentiza sus procesos digestivos mientras acumula gas. Por lo tanto, pareces hinchada además del embarazo, lo que también afecta la suavidad y rigidez de tu vientre.

Comer una dieta alta en fibra y evitar las bebidas carbonatadas puede ayudar a minimizar la dureza de la barriga durante el embarazo.

2. Solo aumento de peso durante el embarazo

Una barriga de embarazo normalmente es blanda en el primer trimestre. Pero su aumento de peso gradual durante el embarazo que se hace evidente en el segundo trimestre puede causar cambios menores. Que el hambre y los antojos del embarazo ya pueden mostrar su efecto en tu cuerpo.

El exceso de grasa se acumularía en tu barriga, dándote la sensación de tirantez alrededor del área.

3. Presión alrededor del estómago

Los bebés no se quedan en su lugar y cambian continuamente de posición dentro de su barriga. Así, hay días en los que despertarás con una barriga de embarazo más blanda y pequeña.

Cuando empujan contra los músculos abdominales, puede sentir la rigidez y el endurecimiento alrededor del área. No hay nada que puedas hacer ni preocuparte ya que es solo otra cosa especial de tu bebé.

4. Contracción de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks o falsas son la preparación del cuerpo para el parto. Sin embargo, no necesariamente indica trabajo de parto cuando se experimenta al principio del embarazo.

Son calambres y tensión indoloros de los músculos alrededor del abdomen que ocurren de manera irregular y con poca frecuencia. Ocurre al comienzo del embarazo pero no en el segundo trimestre.

La contracción de Braxton Hicks que ocurre al final del embarazo que es frecuente y apremiante indica pre-parto.

5. Podrían ser problemas de útero

Una de las condiciones de salud más comunes seguidas por el estiramiento del vientre es la preeclampsia, una condición que indica niveles altos de azúcar en la sangre en el cuerpo que pueden provocar un aborto espontáneo en los primeros meses de embarazo o incluso más tarde si no se trata a tiempo.

Si el estiramiento del vientre es seguido por fiebre, sangrado, manchado, náuseas, escalofríos o secreción, debe hablar con su proveedor médico de inmediato.

6. Placenta abrupta

La placenta crece junto con el útero y proporciona al bebé alimentos y nutrientes cruciales importantes para su crecimiento saludable. Es el sistema de soporte vital del bebé por nacer.

Desafortunadamente, si la placenta se separa de la pared uterina antes de que la madre dé a luz, puede ser mortal para el bebé en crecimiento. Solo alrededor del 1,5 % de las mujeres en todo el mundo lo experimentan, pero la baja probabilidad no debería adormecer a nadie con una falsa sensación de seguridad.

Uno de los principales signos de esta ocurrencia es el endurecimiento del vientre, que es el resultado del endurecimiento del útero. El endurecimiento también puede ser un síntoma de embarazo ectópico, que es raro pero no imposible.

Cuándo ir al médico

Si bien es completamente normal que tu vientre embarazado pase de duro a blando, también podría ser un signo de problemas subyacentes.

Visita a tu médico si notas que tu vientre se tensa y se ablanda acompañado de otros síntomas como:

  • Sangrado o manchado
  • Flujo vaginal anormal
  • Dolor intenso cuando tu vientre se endurece
  • Menos movimiento fetal
  • El endurecimiento se produce con frecuencia.
  • Dolor constante y calambres en la espalda baja
  • Sofocos
  • Fiebre
  • Náuseas

preguntas frecuentes

¿Es normal el dolor de estómago después de comer en el embarazo?

Comer en exceso puede causar dolor de estómago, así como dormir después de comer. Es normal, y la mejor forma de evitarlo es evitando las comidas copiosas o tomando bebidas carbonatadas. Puedes leer más sobre esto en este artículo.

¿Cómo sabré que mis contracciones ya significan trabajo de parto?

La opresión en el vientre que no desaparece es una indicación de trabajo de parto. También se volverá más tenso cada vez que ocurra una contracción regular y fuerte.

Habrá descargas de mucosidad sanguinolenta y un chorrito de agua (o a borbotones) lo que significa que el líquido amniótico ya se ha roto.

¿Qué pasa si mi barriga está abultada de un lado?

Podría deberse a que su bebé está en una posición menos cómoda en el útero, pero la mayoría de las veces se debe a que su bebé está en camino hacia el canal de parto.

La gravedad también es otro contribuyente a la apariencia de tu barriga durante el embarazo.

¿Debería preocuparme si mi barriga de bebé es pequeña?

Si la protuberancia es excepcionalmente pequeña, es posible que el bebé no esté creciendo.

Si es particularmente grande, entonces podría ser que esté transportando mucho líquido, lo que puede ser un signo de un problema.

Llevar

El embarazo es único para cada mujer, y cada bebé ofrece una experiencia diferente a la madre.

Cuando suceden cosas extrañas en el embarazo actual que no experimentó en el anterior, naturalmente se preocupa.

Es hora de una consulta médica cuando sufre de dolor incontrolable, pérdida de líquido o tamaño de la barriga que nunca cambia.

De lo contrario, las fluctuaciones en su vientre son naturales y una buena indicación de un bebé en desarrollo que rebota.