🥇 CÓMO ENSEÑAR A UN HIJO DE 6 AÑOS A SER MÁS SEGURO SOCIALMENTE | 6años.com Skip to content

CÓMO ENSEÑAR A UN HIJO DE 6 AÑOS A SER MÁS SEGURO SOCIALMENTE

CÓMO ENSEÑAR A UN HIJO DE 6 AÑOS A SER MÁS SEGURO SOCIALMENTE
CÓMO ENSEÑAR A UN HIJO DE 6 AÑOS A SER MÁS SEGURO SOCIALMENTE
CÓMO ENSEÑAR A UN HIJO DE 6 AÑOS A SER MÁS SEGURO SOCIALMENTE

Los niños naturalmente son tímidos y les cuesta sentirse seguros ante extraños, cuando se sienten más seguros es cuando están en su casa, en compañía de sus padres y familia, con otros niños y en la escuela.

A los 6 años todavía los niños no han desarrollado ese sentido total de seguridad, algunos todavía se comportan cautelosos y rehúyen de extraños.

Para ir inculcándoles seguridad los padres deben tener muchas conversaciones con ellos, llevarlos a lugares nuevos y hacerles sentir que están protegidos.

Comúnmente las niñas son más tímidas e inseguras y les cuesta mucho más adaptarse a entornos nuevos.

Los padres deben conversar con ellas y a medida que van creciendo ir dándoles herramientas para que su confianza y autoestima se fortalezcan.

Como parte de estas herramientas están los valores morales, los padres deben educar a sus hijos explicándoles que los valores morales y de ética, les servirán para afianzar su confianza y autoestima.

Los ejemplos que los niños ven de los padres, también le sirven como herramientas para mantenerse confiados y seguros ante la vida.

Los padres deben tener claro que no podrán estar con sus hijos en todo momento y que una manera de mantener su seguridad en un nivel aceptable, es dándoles elementos que los ayuden a que su confianza ante la vida sea firme.

Cómo proporcionar oportunidades para el crecimiento personal a tu hijo de seis

Todos los padres desean que sus hijos crezcan fuertes física y emocionalmente, así como que tengan confianza y seguridad para que la vida diaria no sea tan difícil de afrontar.

Existen muchas estrategias que los padres pueden implementar para ofrecerles a sus hijos de 6 años, las herramientas necesarias para su normal crecimiento personal.

Estas herramientas son: la educación en el hogar que reforzará sus conocimientos en la escuela y le dará elementos para conducirse correctamente en la sociedad.

Si los padres les enseñan a sus hijos que los errores que cometa forman parte de su vida, el mismo podrá verlos como parte de su crecimiento personal.

Es mejor cuando los padres educan a sus hijos para que resuelvan sus problemas, y no hacerlo por ellos, ya que lamentablemente llegará el día en que los padres ya no estén.

Aquí se aplica el dicho chino muy popular: es mejor enseñar a tu hijo a pescar que darle el pez, porque así tendrá solucionado varios días de hambre cuando tú ya no estés.

 Cómo ayudar en sus metas típicas a los infantes de seis

Muchos padres tienen la errada percepción de que sus hijos de 6 años no tienen la capacidad aún para tener metas.

Los niños al igual que los adultos pueden trazarse metas simples, como lograr leer fluido, escribir claramente o jugar como lo hace su hermano mayor o su amigo más cercano.

Y aunque parezcan metas tontas, para los niños de 6 años son grandes logros y cuando llegan a alcanzarlos se sienten orgullosos y confiados.

Los padres, maestros y hermanos mayores pueden ayudarlos a realizar sus metas, si lo ayudan en casa con las lecturas y escrituras, y dándole ánimo cuando quiera abandonar la lucha, el niño aprenderá que existen obstáculos, pero que siempre puede alcanzar sus metas si pone de su parte su mejor esfuerzo.

En ningún momento se le debe criticar ni humillar, por no saber aún leer fluido y escribir claramente, con esto se le obstaculiza al niño su memoria y al mismo tiempo le derrumban sus ganas de esforzarse.

Los adultos a su alrededor pueden ayudarlo en sus metas si ven que necesita ayuda, pero si el niño demuestra que puede solo no se le debe imponer una ayuda que no necesita.

Fantasear sobre el futuro

Cuando los padres conversan con sus hijos de 6 años y le preguntan qué quiere ser cuando sea grande, están demostrándole al niño su interés en su futuro.

De igual manera los padres pueden decirle que les parece fantástico que quiera por ejemplo ser bombero ya que estas personas son de gran valor para la humanidad.

Resaltarles los valores que tienen todas las profesiones y oficios, que el niño exprese quiere ser cuando sea grande, es inculcarle el valor al trabajo y es muy importante no menospreciar ninguno ya que así el niño no aprende a discriminar.

Tampoco hay que decirle que en cierta profesión se gana mucho dinero y en otra no, porque así el niño mentaliza que hay profesiones para ser rico y no para aportar servicios de utilidad para la humanidad.

Si se fantasea con el niño de 6 años sobre su futuro, el niño atesorará las palabras de sus padres y así tendrá en su memoria un recuerdo bonito y útil, al momento de escoger su carrera profesional.

Compórtate como un guía y no como un guardia

Es difícil para los padres no espiar a sus hijos, así solo tengan 6 años pues están pendientes de su seguridad y por esto suelen verlos sin que ellos se den cuenta.

También les resulta muy difícil guiarlos sin parecer ante ellos como un policía, que los obliga a seguir por el camino correcto.

Los padres crecen a la par con sus hijos, los niños de 6 años resultan ser muy buenos educando a sus padres, ya que aprenden muchas cosas preguntándoles a sus padres y si estos no saben la respuesta, la investigan o tratan de darles una respuesta coherente, que satisfaga su curiosidad.

La guía de los padres es fundamental para un desarrollo normal a los 6 años, los niños de esta edad pretenden ser muy grandes y saber todo, y es aquí donde los padres deben ser un guía para que su pequeño siga el camino correcto en conducta, personalidad y carácter.

Permitirles hacer cosas por sí mismos

Hay muchos padres que no les permiten a sus hijos de 6 años hacer nada por ellos mismos, pues piensan que no tienen la edad suficiente para ser autosuficientes y capaces para resolver pequeños conflictos sin salir lastimados.

Todos los niños a partir de los 6 meses tienen perfecto control de sus manos y pies, ellos a esa corta edad ya pueden moverse a voluntad, se bajan de las camas, ruedan objetos y sostienen objetos con cierto peso.

A los 6 años se visten y desvisten solos, cuando los padres así lo han educado. Comen solos, se bañan con la supervisión de un adulto, se peinan, juegan juegos más complejos y pueden ayudar a mami en una que otra sencilla labor de la casa.

Y con esto el niño se siente útil y parte de la familia, a ellos les encanta aportar su ayuda colaborando en la casa, pero esto se le debe inculcar e ir incentivando a medida que el niño crece para que se acostumbre a ser colaborador y útil en su hogar.

No tengas miedo de mostrar tus sentimientos

Son muchas las equivocaciones que algunos padres cometen con sus hijos a partir de los  6 años, una de las más profundas de estas equivocaciones es decirle al niño no llores porque los hombres no lloran.

Los sentimientos y las emociones no tienen género, y pueden ser expresados a cualquier edad, otro gran error es decirle al niño de 6 años ya estás muy grande para ser abrazado y para que me abraces, el cariño debe demostrársele siempre a los hijos y dejar que ellos al mismo tiempo lo hagan con los padres.

Cuando a un niño no se le permite ser abierto en sus sentimientos, crece sumiso, indeciso e inseguro. Los sentimientos y emociones son una parte fundamental en el correcto y normal desarrollo psicológico de los niños.

Muestra tu amor hacia tus hijos

El amor por los hijos es algo que se les debe demostrar no solo cuando son bebés, los niños a medida que crecen necesitan que sus padres le den cariño para reforzar su identidad y autoestima.

Es algo común ver como hay hogares donde solo a los niños de menos de 6 años, se les abraza y besa, cuando a esta edad es para ellos muy importante sentirse queridos por sus padres y familia.

El amor filial es la base de toda personalidad que asume una persona, los niños que no tienen amor de sus padres crecen siendo inseguros, introvertidos y tímidos pero también con mucho resentimiento y desarrollan muchas emociones y sentimientos negativos hacia los demás.

Sé un modelo de confianza

El papel de los padres es ofrecerles a sus hijos amor, seguridad y confianza así como buenos ejemplos de conducta, personalidad y carácter, ya que los hijos tratarán de imitar a sus padres, en todo lo que estos reflejen para sus hijos.

Los padres deben cuidar el modelo que le presentan a sus hijos, en cuanto a la confianza esta es un elemento muy importante entre padres e hijos. Cuando esta condición se rompe los hijos sufren mucho y se sienten a la deriva, pues los padres son la base donde se apoyan los hijos.

Los padres deben demostrarles a sus hijos, que pueden confiar plenamente en ellos, guardando sus secretos aunque parezcan tontos y dándoles consejos que le sirvan para afrontar las distintas situaciones de la vida.

Preguntas típicas

Todos los temas donde los padres y los hijos están involucrados, despiertan muchas dudas sobre los padres, ya que para muchos es muy importante hacer lo mejor posible su papel de formadores, educadores y guías con sus hijos.

Cuando son pequeños las dudas son mayores y en más cantidad, a los padres constantemente los asaltan preguntas como por ejemplo:

¿Cómo ayudar a unas niñas tímidas de 6 años a socializarse?

Y es que a esa edad la mayoría de las niñas son muy tímidas e inseguras, a ellas les cuesta mucho socializar y a los padres ayudarlas a superar esta condición.

Pero existen algunas herramientas y técnicas que los padres pueden usar para ayudar a sus hijas de 6 años a socializar, algunas de estas son:

  • Organizando pijamadas con varias niñas de la misma edad.
  • Dejando que la niña acuda a casa de sus amiguitas y dejarla sola hasta el momento de recogerla de nuevo.
  • Llevándola a sitios donde hay otros niños como el zoológico, parque, cine y fiestas infantiles.
  • Hablando con la niña para crear confianza en ella, acerca de las demás personas pero dejándole claro que tiene que ser cuidadosa y no hablar ni acercarse a desconocidos, porque es muy peligroso.
  • Si la niña es extremadamente callada e introvertida, llevarla a la consulta con un psicólogo infantil para que determine si esta conducta es normal.

Otra pregunta que inquieta a muchos padres es:

¿Qué tan tímida es “demasiado tímida” en una cría de seis años de edad?

La personalidad de los niños es muy variada y la edad no es un parámetro, para medir la normalidad de la misma.

Hay niñas que a los 6 años son muy habladoras y expresivas, estas niñas pueden desenvolverse fácilmente en cualquier ambiente y nunca pasan desapercibidas.

Pero también hay niñas que son muy calladas y les cuesta mucho adaptarse a nuevos entornos.

Cuando las niñas y niños de 6 años no expresan sus emociones ni sentimientos, son muy callados y no les gusta estar con otros niños de su edad, puede que tengan algún trastorno que les esté afectando su normal desarrollo.

Una niña de 6 años que nunca sociabiliza con otras niñas de su edad, no juegan entre si y no habla de ningún tema ni en su casa ni en la escuela, puede que sea tímida y que su personalidad es ser introvertida, pero sus padres deben llevarla para que la evalúe un psicólogo infantil, y diagnostique si esa conducta está en los estándares normales.

A los 6 años los niños suelen demostrar su personalidad y se desenvuelven muy bien en el preescolar.

Para ellos es importante jugar con otros niños y hacerles saber todo lo que ya pueden hacer, por lo que la mayoría son muy parlanchines y agobian a sus padres y maestros con mucha palabrería.

Preguntas frecuentes que nos hacemos con hijos de seis años de edad