¿Cuándo debo empezar a darle vitaminas a mi bebé? (Consejos para bebés que amamantan o alimentan con biberón y más sobre la deficiencia de vitamina D)

Después del nacimiento, los bebés sanos y nacidos a término obtienen todo lo que necesitan en su dieta a través de la leche materna. Según los expertos, la leche materna está llena de nutrientes para los bebés hasta los 6 meses. Sin embargo, la única vitamina importante que falta es la vitamina D. La leche de fórmula es una buena alternativa a la leche materna. Puede ser bastante confuso si debe darle a su bebé suplementos vitamínicos y la dosis adecuada, por lo que es mejor consultar al pediatra de su bebé antes de comenzar con los suplementos vitamínicos.

Los padres generalmente se preocupan si su recién nacido recibe una nutrición adecuada y no enfrenta ninguna deficiencia.

Todos sabemos que una dieta saludable ayuda a desarrollar un sistema inmunológico fuerte y fomenta un crecimiento adecuado.

Pero, ¿está bien dar suplementos si no se satisface la necesidad de cierta nutrición?

¿Debo darle suplementos vitamínicos a mi bebé?

Los bebés son amamantados o reciben leche de fórmula, pero a veces no se satisfacen las necesidades de su cuerpo. Ya sea porque los bebés nacen con una deficiencia particular o porque la dieta de la madre carece de nutrientes esenciales.

Es necesario dar suplementos apropiados para huesos y dientes sanos y crecimiento general en tal caso.

📌 Los bebés que nacen antes de tiempo, antes de las 37 semanas, o los bebés que pesan menos de 3.3 libras, necesitan tomar vitaminas adicionales para su crecimiento saludable. Del mismo modo, es necesario dar suplementos de vitamina D desde el nacimiento a los bebés amamantados y bebés que ingieren menos de 32 onzas de leche de fórmula. Después de 4 a 6 meses, comience a darle suplementos de hierro a su hijo (consulte primero con su pediatra).

Comience a darle alimentos sólidos a su hijo después de los 6 meses.

Una vez que su bebé comience a comer alimentos sólidos, ofrézcale varias frutas, verduras, granos integrales y alimentos ricos en proteínas.

Sin embargo, si su hijo es quisquilloso con la comida, no tiene otra opción que darle suplementos multivitamínicos.

¿Debo darle suplementos si estoy amamantando a mi bebé?

Los bebés tienen una gran demanda de vitamina D y hierro. Sin embargo, la leche materna contiene nutrientes y anticuerpos esenciales para el crecimiento saludable del bebé.

Lo único que falta en la leche materna es la vitamina D.

Del mismo modo, el hierro de la leche materna no es suficiente para satisfacer las necesidades del bebé. Por lo tanto, los médicos suelen recetar suplementos de vitamina D y hierro de acuerdo con su edad y nivel de requerimiento.

Las gotas se pueden administrar directamente a través de un cuentagotas o mezcladas con la leche materna extraída en un biberón.

Los expertos aconsejan continuar con los suplementos de hierro incluso después de introducir alimentos sólidos ricos en hierro porque la necesidad de hierro en un bebé es muy alta.

Es esencial proporcionar la cantidad correcta de vitamina D al bebé, ya que la vitamina D ayuda a absorber el calcio en los huesos, fortaleciéndolos.

Además, la deficiencia de vitamina D puede provocar raquitismo.

¿Necesito dar vitaminas si estoy dando leche de fórmula?

Suponga que su bebé toma exclusivamente leche de fórmula o la combinación, pero toma más de 32 onzas de leche de fórmula.

En ese caso, no tienes de qué preocuparte, ya que la mayoría de las fórmulas lácteas del mercado están fortificadas con vitamina D y hierro.

A medida que su bebé comienza a comer sólidos y deja de tomar leche de fórmula, es hora de comenzar a darle suplementos según las necesidades de su cuerpo.

¿Cómo sé si mi bebé tiene deficiencia de vitamina D?

Lleve a su hijo a un pediatra acreditado para un control adecuado después del nacimiento.

El médico de su bebé probablemente le recomendará que complemente a su bebé con 400 UI/día de vitamina D, según la recomendación de AAP 2008.

El médico evaluará el nivel de vitamina D de su bebé con un análisis de sangre que mide 25-hidroxi vitamina D (25-OH-D).

Asegúrese de seleccionar un multivitamínico diseñado para el grupo de edad de su hijo que no proporcione más del 100 por ciento del valor diario de vitaminas y minerales.

¿Cuáles son las vitaminas esenciales para los bebés?

  • Vitamina A: es esencial para desarrollar un sistema inmunitario robusto, mejorar su visión durante la noche y tener una piel sana y resplandeciente. Puede encontrar vitamina A en productos lácteos, zanahorias, camote, mango y vegetales de color verde oscuro como la espinaca y el brócoli.
  • Vitamina B1: la vitamina B1, también conocida como tiamina, es necesaria para ayudar al cuerpo a convertir los alimentos consumidos en energía para realizar las tareas diarias y los movimientos corporales.
  • Vitamina B12: la vitamina B12 combate la anemia y apoya las funciones neurológicas. Ayuda a mantener sanos los nervios y las células sanguíneas y produce ADN, el material genético de cada célula. La vitamina B12 se puede encontrar en productos de origen animal como huevos, leche, yogur, carne, pescado, etc. Si está amamantando exclusivamente a su bebé, debe consumir una cantidad adecuada de alimentos ricos en vitamina B12.
  • Vitamina C: la vitamina C es necesaria para luchar contra los gérmenes y las infecciones. Ayuda a desarrollar huesos y músculos fuertes. Además, ayuda a cicatrizar la herida. La vitamina C también puede ayudar a absorber el hierro. Algunas de las mejores fuentes de vitamina C son las naranjas, las fresas, el brócoli y el tomate.
  • Vitamina D: la vitamina D ayuda a absorber el calcio y el fósforo en los huesos. Es esencial para la construcción de huesos y dientes fuertes. Una deficiencia de vitamina D puede provocar raquitismo. Es fundamental dar suplementos de vitamina D a los bebés amamantados ya los bebés que toman menos de 32 onzas de leche de fórmula. La mejor fuente de vitamina D es la luz solar, pero la exposición excesiva a la luz solar puede dañar la piel de su hijo. Por lo tanto, intente darle pescado, huevos, grasas para untar y cereales a su bebé que ha comenzado a comer sólidos, ya que estos alimentos están llenos de vitamina D.
  • Hierro – Es fundamental para proporcionar la cantidad correcta de hierro al bebé para un crecimiento y desarrollo cerebral adecuados. El hierro es una parte vital del pigmento en los glóbulos rojos llamado hemoglobina que transmite oxígeno y previene la deficiencia de hierro. El hierro se puede encontrar en el pollo, la carne de res, el pavo y el cordero. Esta forma de hierro se puede absorber fácilmente. Por otro lado, las fuentes de hierro que no provienen de la carne, como los huevos, las frutas secas y las verduras de hoja verde oscura, no se pueden absorber fácilmente. Por lo tanto, la fórmula y los cereales fortificados también son las mejores fuentes de hierro para los bebés.
  • Omega-3: para el desarrollo de los ojos y el cerebro, es importante alcanzar el nivel óptimo de omega-3. El omega-3 se puede encontrar en pescados grasos como el salmón, la trucha o las sardinas. A partir de los 7 meses, deberás añadir dos raciones de 1oz de pescado azul a la semana.
  • Fluoruro: por lo general, el cuerpo requiere fluoruro después de la aparición del primer diente. Los suplementos de flúor pueden forzar los dientes; por lo tanto, el agua fluorada es una alternativa ideal.
  • Algunos consejos a la hora de dar complementos vitamínicos a los bebés

    La mejor forma de dar vitaminas a los bebés es mezclándolas con la comida. Esto asegura que absorban los nutrientes adecuadamente y asegura que no te pases accidentalmente de la dosis recomendada.

    Es importante evitar dar demasiadas vitaminas a la vez porque esto podría causar problemas como diarrea o vómitos.

  • Mantenga los suplementos vitamínicos fuera del alcance de su hijo, para que no los coma como dulces o los tome en exceso.
  • Elija una marca de fórmula infantil de alta calidad. Busque marcas que no contengan ingredientes ni conservantes artificiales.
  • Si su hijo está tomando algún medicamento adicional, consulte a su pediatra para preguntar sobre cualquier interacción de medicamentos con los suplementos vitamínicos que le está dando a su hijo.
  • Puede intentar darle vitaminas en forma líquida, masticable y en cápsulas para ver qué forma le gusta a su bebé tomar suplementos.
  • preguntas frecuentes

    Mi bebé es quisquilloso con la comida. ¿Qué tengo que hacer?

    Si tu bebé ya no bebe solo leche y no puede digerir alimentos sólidos, entonces lo primero que debes hacer es llevarlo a ver a su pediatra para que le haga algunas pruebas.

    Según los resultados de las pruebas, el pediatra de su bebé puede sugerir ciertos suplementos para su bebé.

    ¿Por qué los bebés corren el riesgo de tener deficiencia de vitamina D?

    Los bebés amamantados corren un mayor riesgo de deficiencia de vitamina D ya que no hay vitamina D en la leche materna.

    Del mismo modo, los bebés que ingieren menos de 32 onzas de leche de fórmula tienen una mayor probabilidad de sufrir una deficiencia de vitamina D.

    ¿Qué dosis de vitamina D se recomienda?

    Complemente a su bebé con 400 UI/día de vitamina D, según la recomendación de la AAP de 2008.

    Asegúrese de seleccionar un multivitamínico diseñado para el grupo de edad de su hijo que no proporcione más del 100 por ciento del valor diario de vitaminas y minerales.

    Conclusión

    A la hora de introducir alimentos sólidos a tu bebé, es fundamental consultar a un pediatra. Cada niño es único y requiere nutrientes específicos.

    Por ejemplo, si tu bebé comienza a comer alimentos sólidos, no le agregues vitaminas ni minerales hasta que vea a su pediatra.

    Además, asegúrese de que su bebé obtenga suficientes proteínas, hierro, calcio, zinc, vitamina D, ácido fólico y ácidos grasos omega-3.