¿Debo decirle a mi hijo adolescente que necesita bajar de peso? Consejos de un dietista

Es normal, especialmente como padre, preocuparse por el peso de su hijo adolescente. Sin embargo, un enfoque obsesivo con respecto a un número en la escala puede ser poco saludable. Demasiada atención negativa al peso puede dañar a un adolescente en crecimiento, cuyo cuerpo y mente se están desarrollando y fácilmente influenciables en los años de la adolescencia. Es común tener preguntas sobre la mejor manera de apoyar a su adolescente, e incluso está bien preguntarse sobre las formas en que puede ayudar a modelar hábitos saludables como padre.

Enfócate en la salud y no en el peso. No le diga a su adolescente que necesita perder peso. La conclusión es que, cuando se trata del peso de un adolescente, los padres deben discutir respetuosamente las preocupaciones, hablar y modelar hábitos saludables, y evitar centrarse en el peso, ya que su objetivo es ayudar al adolescente a encontrar lo que funciona para ellos individualmente. Si bien el peso puede ser un tema desafiante para discutir, vale la pena invertir tiempo y esfuerzo en aprender a comunicar inquietudes y modelar hábitos para ayudar a su adolescente.

Siga leyendo para descubrir consejos simples para discutir temas relacionados con el peso con su adolescente de una manera útil y alentadora.

Cómo hablar con su hijo adolescente sobre su peso

En primer lugar, es importante averiguar cómo se siente su hijo adolescente con respecto a su propio cuerpo. Si se ven a sí mismos como «demasiado grandes» o «gordos», es fundamental saber de dónde provienen esos pensamientos y sentimientos. Las fuentes comunes que provocan pensamientos y sentimientos negativos pueden incluir (pero no se limitan a) acosadores, sentimientos de vergüenza, pensamientos de comparación, presiones familiares e influencias de los medios. Los siguientes son aspectos útiles de cualquier conversación sobre el peso que puede ser importante tener en cuenta.

Sea paciente y consciente del ritmo de su adolescente

Durante el proceso de control de peso y mientras usted y su adolescente aprenden a discutir temas delicados, es clave tener paciencia. Cada adolescente crecerá y cambiará a un ritmo diferente, por lo que es bueno recordar que la dieta y el peso son solo una parte de la salud como un todo. Puede ser normal que algunos adolescentes sean más grandes y otros más pequeños a medida que pasan por diferentes etapas de crecimiento y desarrollo. ¡Esta bien!

Sea directo y presente con su adolescente

Cuando surge el tema del peso, debe abordarse de manera directa, abierta e inmediata (o tan pronto como sea posible o apropiado). Valide las preocupaciones de su hijo mientras le asegura que si su crecimiento, alimentación y actividad son normales para su edad, no debe preocuparse por el tamaño y el peso. Por otro lado, si tiene sobrepeso, asegúrele que hay profesionales de la salud capacitados para ayudarlo, además de familiares y amigos que también lo quieren y lo apoyan.

¿Debe mi adolescente ponerse a dieta?

Sin evidencia clínica (signos y síntomas) de condiciones subyacentes que causen cambios de peso, generalmente no se recomienda que los adolescentes sigan una dieta específica o restrinjan cierto tipo de alimentos. Si cree que su hijo adolescente está experimentando cambios de peso debido a una causa raíz subyacente, es importante que comunique estas inquietudes al equipo de atención médica de su hijo adolescente. Haga preguntas específicas sobre lo que usted como padre y su familia pueden hacer para ayudar a fomentar la curación y la recuperación. Esto puede ayudar a los profesionales a identificar la causa y desarrollar un plan de tratamiento adecuado para actuar.

Consulte mi publicación ¿Cómo puedo saber si mi adolescente tiene sobrepeso? para más consejos

Consejos para ayudar a los adolescentes a alcanzar un peso saludable

Los siguientes consejos y técnicas pueden ayudarlo a abordar el tema del control de peso con su adolescente de una manera productiva y saludable:

  • Fomente la discusión abierta
  • Comparta experiencias similares cuando sea útil
  • Escuchar y reconocer que lo que sienten es real.
  • Discuta cómo las personas vienen en todas las formas y tamaños.
  • Dígale a su adolescente que lo ama sin importar su peso
  • Explicar que el peso fluctúa durante ciertas etapas de la vida.
  • No hagas ni fomentes comentarios negativos.

¿Es saludable para un adolescente perder peso?

Dependiendo de la salud general de su adolescente, puede ser saludable para un adolescente perder peso. Sin embargo, debido a la cultura actual en torno a las dietas, hay niños de hasta 6 años que expresan preocupación por su cuerpo o peso. Si bien la pérdida de peso puede ser saludable, no debe alentarse como el único método de control de peso o como la herramienta ideal para una imagen corporal meta. Los problemas de peso requieren una atención especial, una navegación cuidadosa y una preocupación seria. Sea sensible, no quiere animar a su adolescente a desarrollar hábitos alimentarios poco saludables o un trastorno alimentario.

Hable con el equipo de atención médica de su adolescente

Si no está seguro de si la pérdida de peso es un método saludable para controlar el peso de su hijo, consulte a los profesionales de la salud, generalmente un pediatra/médico y un dietista. Es importante hablar con el profesional en privado y mencionar inquietudes específicas sobre el patrón de crecimiento de su hijo antes de tener un diálogo abierto y tomar medidas con su adolescente. Asegúrese de programar citas de seguimiento y asistir a ellas regularmente para asegurarse de que usted y su hijo adolescente sigan en una trayectoria de crecimiento saludable.

Si su adolescente tiene sobrepeso

Cuando un niño tiene sobrepeso, es especialmente importante comprender el impacto que puede tener la pérdida de peso. La pérdida de peso puede interferir con la capacidad de un adolescente para crecer y desarrollarse adecuadamente, por lo que es absolutamente crucial reunirse con un dietista y un médico. Estos profesionales pueden ayudarlo a identificar cambios específicos en los que concentrarse que puedan satisfacer las necesidades de su adolescente y, al mismo tiempo, adaptarse a la rutina de su familia.

Las recomendaciones incluyen:

  • Limitar las bebidas azucaradas y los refrescos
  • Limitar los alimentos procesados ​​y las comidas rápidas
  • Cambiar a productos lácteos bajos en grasa
  • Mantener bocadillos saludables accesibles y listos para llevar
  • Aumentar la actividad física en familia
  • Fomentar la preparación de comidas más saludables en familia

¿Cuál es el mejor plan de dieta para un joven de 15 años?

Cómo los padres pueden apoyar a sus hijos adolescentes durante el control del peso

Hablando de peso, está bien no saber todas las respuestas. Muéstrele a su adolescente que está bien ir más allá de usted e involucrar a sus proveedores de atención médica cuando busquen consejos sobre cómo controlar el peso y mantener hábitos saludables. En última instancia, desea que su adolescente se convierta en una persona independiente que pueda prosperar con estas habilidades y vivir una vida saludable como adulto joven y adulto mayor. Usted puede ser una parte integral e influyente de ese proceso.

Estos son algunos consejos para los padres que se enfrentan a un adolescente con sobrepeso:

Recuérdele a su adolescente que es un trabajo de adentro hacia afuera

Una de las mejores maneras de ayudar a su adolescente es modelarle comportamientos saludables y motivaciones apropiadas. Ayude a equiparlos con un impulso interno recordándoles que las dietas de moda o las influencias externas como los acosadores en la escuela no son lo que define su salud. Explique y fomente la idea de que los hábitos saludables de alimentación y ejercicio comienzan primero con los pensamientos y sentimientos que surgen dentro de ellos. Ayude a los adolescentes a establecer conexiones entre las elecciones de estilos de vida saludables y los resultados positivos que verán si mantienen cambios saludables a lo largo del tiempo. Si su adolescente aprende hábitos saludables ahora, lo beneficiará para siempre y nunca tendrá que preocuparse por hacer dieta.

Que sea un asunto de familia

Asegúrese de que TODOS los padres, cuidadores y parientes involucrados estén en sintonía. Las señales mixtas pueden enviar mensajes de culpa, soborno, amenazas o castigos que, en última instancia, le dicen a su hijo adolescente que su peso es una medida directa de quién es como persona. Asegúrese de definir claramente los límites que su hijo adolescente establece sobre su peso e involúcrelos en el proceso de pedirles a los miembros de la familia y parientes que respeten sus deseos. En lugar de hacer comentarios sobre la pérdida de peso o la imagen corporal, ayude a los miembros de la familia animándolos a hacer cumplidos o señalar cambios positivos diciendo cosas como: “¡Te ves tan feliz y saludable!”. o preguntarle al adolescente qué habilidades y hábitos ha implementado.

Invite a su adolescente a invertir en el proceso

Las actividades prácticas, como invitar a su hijo adolescente a ayudar con el proceso de planificación, compra y preparación de alimentos, pueden ayudarlo a desarrollar una comprensión más profunda. Hacer alimentos saludables puede enseñarle a un adolescente que hay beneficios inmediatos y a largo plazo, que incluyen un mejor desempeño en deportes o actividades extracurriculares, más energía, mayor concentración en la escuela, mejor estado de ánimo y aún más.

Permita que su adolescente se acerque a usted

En lugar de decirles qué hacer, permita que su adolescente se acerque a usted. Sea receptivo y atento, y dé la bienvenida a las preguntas. Las consultas pueden ser una ventana importante a lo que su adolescente se pregunta o le preocupa. Deje que su hijo adolescente sea quien inicie la conversación y esté disponible para escucharlo y aprender con él a lo largo de su proceso de control de peso.

Modelando hábitos saludables

Para que su adolescente vea el peso de manera saludable, es fundamental que hable sobre la comida, el peso y la alimentación de una manera positiva y útil. Su hijo adolescente puede reflejar sus hábitos en lo que respecta al peso, por lo que una de las mejores maneras de alentar el control saludable del peso es controlar su propio peso de manera saludable. También puede ser útil cocinar o hacer ejercicio con su hijo adolescente para que no se sienta solo en sus objetivos. La vergüenza y la culpa nunca deben ser motivadores, ni para usted ni para su adolescente.

¡El mejor ejemplo para que su adolescente aprenda es usted! Su adolescente tendrá más dificultades para alcanzar un peso saludable y aceptar su tamaño si lo ve siguiendo dietas de moda, preocupándose por lo que come, restringiendo alimentos o postres, haciendo ejercicio en exceso o quejándose de su propio peso y tamaño. Que sea un esfuerzo conjunto adoptar hábitos saludables.

Una gran regla general para conversar con un adolescente sobre la salud es esta: concéntrese en la salud en lugar del peso. El panorama general es lo que es importante, y cuantos más hábitos saludables intenten desarrollar como familia, más probable será que su hijo adolescente encuentre su ritmo apropiado y cumpla con su trayectoria de crecimiento saludable. El viaje de peso de su adolescente y las formas en que evoluciona su familia crecerán y cambiarán de manera positiva con el tiempo hasta que todos terminen donde deben estar. Confíe en el proceso y anime a su adolescente usando estos consejos cuando hable sobre el peso.

preguntas relacionadas

¿Cuál es la mejor edad para empezar a perder peso? Los esfuerzos de control de peso deben comenzar en el período de la adolescencia si las tendencias de crecimiento son preocupantes. Nunca es demasiado pronto para empezar a adoptar hábitos saludables para la salud a largo plazo. Si desarrolla hábitos alimenticios saludables en la adolescencia, nunca tendrá que hacer dieta como adulto.

¿Cómo puedo motivar a mi hija para que baje de peso? Si las charlas de “preocupado por tu peso” ya comenzaron y no han sido buenas, ¡lo mejor que puedes hacer es dejar de hablar del peso de tu adolescente! Es más probable que su adolescente desarrolle hábitos saludables si deja de molestarlo. En su lugar, haga todo lo posible para crear hábitos saludables para toda la familia: llene la despensa con refrigerios saludables, involucre a los miembros de la familia en la preparación de las comidas, haga más actividad física juntos como familia, no hable sobre la dieta y su propio peso y tamaño, etc. Lo mejor que puedes hacer es ser un buen ejemplo y modelar hábitos saludables. Asegúrese de llevar a su hijo al pediatra regularmente también para ver si hay alguna condición de salud subyacente que afecte el peso.

¿Cuál es el mejor plan de dieta para que un adolescente pierda peso? La mejor manera para que un adolescente pierda peso es seguir una dieta balanceada, aprender a escuchar sus señales de hambre, reemplazar los refrescos con agua, limitar los alimentos procesados ​​y dormir lo suficiente y hacer ejercicio.

¿Cómo le digo a mi hijo adolescente que baje de peso? ¡Tú no! Puede hablar con su hijo adolescente sobre ser más saludable, pero no sobre el peso. Si le preocupa el peso, puede discutir los detalles con el pediatra y el dietista de su hijo en privado. Involucre a su adolescente en una conversación sobre cambios positivos en la salud después. Puede decirle a su adolescente que su salud general es preocupante, pero no su peso. El peso no es realmente el problema, pero son los efectos que tendrá el peso, así que concéntrese en la salud.

¿Por qué mi hijo adolescente aumenta tanto de peso? Su hijo adolescente puede aumentar mucho de peso durante o entre períodos de crecimiento acelerado a medida que su cuerpo cambia. ¡Está bien! Puede ser normal para ellos. No se preocupe por los pequeños arranques de aumento de peso. Si su adolescente aumenta más de 10 libras en poco tiempo, podría ser el momento de evaluar la verdadera razón. Los adolescentes también pueden aumentar de peso debido a la ingesta excesiva de alimentos, la falta de ejercicio y problemas de salud subyacentes. Asegúrese de consultar con su pediatra regularmente para seguir sus patrones de crecimiento y detectar cualquier tendencia preocupante.

Referencias

Ellis E. Cómo alentar a los niños a adoptar una alimentación saludable. Academia de Nutrición y Dietética. 2020. Consultado en eatright.org.

Wolfram T. Cómo hablar con los niños sobre el peso y la obesidad. Academia de Nutrición y Dietética. 2019. Consultado en eatright.org.