¿Cómo hago para que mi hijo adolescente desayune?

El desayuno ha sido llamado “la comida más importante del día”, y por una buena razón. La comida de la mañana está relacionada con una mejor asistencia escolar, calificaciones más altas, concentración, resolución de problemas, puntualidad y una mejor salud y coordinación según la Academia de Nutrición y Dietética. Entonces, ¿cuál es el gran secreto para lograr que los adolescentes coman un desayuno balanceado?

5 consejos clave para lograr que los adolescentes desayunen

  • Aumentar las opciones de alimentos
  • Involucre a su adolescente en la planificación del menú
  • Ejemplificar hábitos saludables
  • Tenga a mano alimentos saludables para llevar
  • Planifique con anticipación
  • Puede que no sea manejable reunir a todos alrededor de la mesa para desayunar por la mañana, pero se pueden hacer pequeños ajustes y decisiones saludables para asegurarse de que se incluya un desayuno equilibrado en el horario cuando se trata de la rutina matutina de un adolescente.

    Si su adolescente no desayuna, haga todo lo posible para aumentar las opciones de alimentos, involucre a su adolescente, ejemplifique hábitos saludables, tenga a mano alimentos saludables para llevar y planifique con anticipación. El mejor desayuno es simplemente el que satisface las necesidades nutricionales del adolescente y lo prepara para el éxito durante todo el día.

    Continúe leyendo para obtener respuestas a todas sus preguntas sobre cómo lograr que sus hijos adolescentes desayunen.

    Qué hacer si su hijo no quiere desayunar

    Puede ser tentador tirar la toalla cuando un niño se niega a comer en las horas de la mañana. Sin embargo, hay pasos que requieren poco esfuerzo pero marcan la diferencia al proporcionar un desayuno apetitoso y atractivo para su hijo adolescente.

    Aumenta las opciones

    Rompe la monotonía y ofrece una variedad de combinaciones ricas en nutrientes, como:

    • Granos integrales (tostadas, pasteles de arroz, panqueques, waffles, bagels, muffins ingleses, etc.) con mantequilla de nuez o aguacate para untar
    • Cereal integral fortificado con leche (o alternativa a la leche) y rebanadas de fruta
    • Avena con frutas, nueces y semillas
    • Batido hecho con ingredientes como frutas y verduras congeladas, leche o jugo 100 % natural, espinacas, semillas, mantequilla de nueces
    • Parfait hecho de yogur griego, granola casera y popurrí de frutas frescas
    • Huevos servidos en una variedad de formas.

    Transforma tu mostrador en una barra de desayuno

    Convierte el desayuno en una comida personalizable ofreciendo comida en forma de barra de desayuno. Esto también puede permitir que los adolescentes sientan que tienen más control sobre las opciones nutritivas disponibles. Presentar cereales, waffles, muffins caseros, frutas, nueces, quesos, panes, huevos y aún más de esta manera emocionante puede convertir una comida ordinaria en una oportunidad emocionante para comenzar el día con buen pie.

    condiméntalo

    Las especias como la canela, la nuez moscada y la sal (con moderación) pueden ayudar a resaltar los sabores o complementar ciertos componentes de un plato de desayuno y cambiarlo lo suficiente para que sea más agradable y emocionante. Los condimentos como la cúrcuma (curcumina) también pueden ser excelentes formas de ayudar a la salud intestinal y proteger contra la inflamación.

    Qué hacer cuando su hijo adolescente no quiere comer

    A pesar de sus mejores esfuerzos, su hijo adolescente aún puede optar por no comer el plato del desayuno. Si bien esto puede ser frustrante, ¡no se pierde la esperanza! Los siguientes consejos pueden ayudar a mantener los nutrientes disponibles incluso si su hijo adolescente evita comer por la mañana.

    Mantenga las grapas a mano para cuando tengan hambre

    Los adolescentes anhelan una mayor independencia, y eso incluye el momento y la elección de sus hábitos alimenticios. Tenga a mano alimentos básicos aptos para adolescentes para que puedan elegir alimentos ricos en nutrientes por sí mismos.

    También es posible que desee abastecerse de alimentos saludables para llevar para que su hijo adolescente los tome cuando salgan por la mañana. Algunos ejemplos incluyen avena nocturna (se puede preparar a granel con una semana de anticipación), fruta, panecillos de trigo integral, porciones individuales de yogur griego, huevos duros, burritos de desayuno (se pueden preparar con anticipación; microondas y listo), batidos preparados, etc.

    Involucre a su adolescente en el proceso

    Explicar e integrar a un adolescente en el proceso de aprendizaje y preparación de comidas puede ayudarlo a comprender y desarrollar las habilidades necesarias para hacerse cargo de su salud. Esto va más allá del desayuno y puede desempeñar un papel importante en la enseñanza de habilidades para toda la vida que aumenten sus posibilidades de llevar una vida saludable en el futuro.

    Pregunte acerca de la suplementación

    Si siente que no tiene opciones, pregúntele a un dietista o equipo de atención médica acerca de los suplementos que pueden garantizar que su adolescente obtenga las vitaminas y los minerales que necesita. Asegúrese de acudir a una cita comprendiendo las consideraciones importantes y esté preparado para abordar posibles inquietudes sobre la suplementación para su hijo adolescente. También es importante darle voz a su adolescente en este proceso y ayudarlo a comprender cómo los suplementos pueden ser un aspecto integral de su estilo de vida saludable.

    ¿Por qué los adolescentes se saltan el desayuno?

    En los años de la adolescencia, hay tantas decisiones que tomar y demandas contrapuestas en el tiempo de un adolescente. Optar por la comida de la mañana puede no parecer un gran problema, pero puede tener consecuencias a largo plazo si el hábito persiste con el tiempo. Siga leyendo para explorar algunas de las razones comunes por las que se salta el desayuno.

    no es una prioridad

    Entre dolores de crecimiento, calificaciones y otras obligaciones, el desayuno puede parecer más una carga que una bendición. Algunos adolescentes se saltan las comidas por la mañana porque no entienden lo crucial que puede ser la comida para su salud y su rutina en general. Enseñar a su adolescente acerca de la información nutricional y las etiquetas puede ser una parte importante de su proceso de aprendizaje cuando se trata de tomar decisiones informadas sobre alimentos en el futuro.

    Mantener un horario apretado

    Especialmente para las familias con varios hijos, puede ser difícil tener en cuenta las comidas nutritivas en un día ya ocupado. Sin embargo, priorizar un plan para el desayuno puede simplificar la rutina matutina y ahorrar tiempo y otros