10 razones por las que debe enseñar a su adolescente habilidades de comunicación asertiva

Enseñar a su hijo adolescente cómo comportarse de manera asertiva puede ser una lección de vida beneficiosa que le servirá a su hijo a lo largo de su vida. Adopte un enfoque proactivo para enseñar y mejorar las habilidades de comunicación de su adolescente.

Razones por las que los adolescentes se benefician del aprendizaje de habilidades de asertividad

Aquí hay diez grandes razones por las que los adolescentes deben aprender habilidades de asertividad.

Son menos propensos a ser intimidados

Un adolescente que puede hablar y decir: «Deja de hacer eso» o «No me gusta cuando haces eso», tiene menos probabilidades de ser víctima en comparación con un adolescente que permanece en silencio.

Puede ser muy difícil enfrentarse a un acosador, pero puede ser muy efectivo cuando se hace de manera asertiva.

Los adolescentes que son asertivos también pueden defender a sus compañeros que están siendo molestados.

son menos agresivos

Si su adolescente entiende cómo pedir ayuda o cómo satisfacer sus necesidades, es menos probable que recurra a la agresión verbal o física. En cambio, podrá expresar sus sentimientos de una manera más prosocial al usando palabras respetuosas.

Un niño que puede decir: “Por favor, deja de hacer eso”, no tendrá que golpear a nadie para expresar su punto de vista.

Comunican sus necesidades

La comunicación entre compañeros, padres y figuras de autoridad es efectiva cuando un adolescente se comporta de manera asertiva. La comunicación asertiva reduce la comunicación indirecta, como pedirle a otra persona que le transmita un mensaje, y permite que su adolescente se comporte de una manera cortés pero directa.

También asegura que un adolescente hablará directamente con una persona que lo ofende, en lugar de cotillear con amigos sobre el tema.

Tienen relaciones más sanas

Los adolescentes que pueden hablar cuando sus sentimientos están heridos tienen probabilidades de tener relaciones más sanas.

En lugar de permitir que las personas violen sus derechos, los adolescentes asertivos pueden decir: «No me gusta cuando haces eso», lo que puede ayudar a desarrollar el respeto mutuo en una amistad o una relación romántica.

Saben cómo manejar su estrés

Desarrollar una comprensión de las habilidades de asertividad puede ayudar a reducir el nivel de estrés de un adolescente. Por ejemplo, un adolescente que está dispuesto a hacerle una pregunta a un maestro podrá reducir el estrés que experimenta cuando no entiende el trabajo.

Las habilidades de asertividad ayudan a un adolescente a resolver problemas de manera proactiva en lugar de permitir pasivamente que sucedan cosas malas.

Tienen una autoestima saludable

Los adolescentes que hablan por sí mismos se sentirán más seguros con el tiempo. Y cuanto más seguros se sientan, más probable es que se comporten de manera asertiva.

Los adolescentes que se sienten empoderados para hablar ganarán más y más confianza con el tiempo a medida que vean cómo su comportamiento produce resultados positivos.

Es menos probable que busquen venganza

Cuando las personas se comportan pasivamente, a menudo experimentan mucho dolor e ira. Esto puede llevarlos a actuar más tarde de una manera pasivo-agresiva. Un adolescente que es acosado o molestado puede pensar en secreto en buscar venganza.

Enséñele a su adolescente a comportarse de manera asertiva para que pueda abordar los problemas a medida que surjan.

Entienden las emociones

La comunicación asertiva requiere que los adolescentes se detengan y piensen en sus sentimientos. Esto les ayuda a desarrollar una mejor comprensión de sus emociones con el tiempo.

A medida que aumenta su inteligencia emocional, es más fácil desarrollar estrategias para hacer frente a esas emociones.

Aceptan la responsabilidad personal

Los adolescentes asertivos pueden pedir ayuda, decir lo que necesitan y decirles a los demás cómo se sienten.

Cuando los adolescentes pueden pedir lo que quieren, es menos probable que caminen culpando a los demás por cómo se sienten.

En cambio, entienden que si quieren algo, es su responsabilidad intentar que suceda.

Resisten la presión de los compañeros

Un adolescente que puede hablar por sí mismo podrá decir que no a algo que no quiere. Esto significa que es más probable que digan que no a las insinuaciones sexuales con las que no se sienten cómodos y estarán mejor equipados para resistir la presión de sus compañeros para usar drogas o alcohol.

Por Amy Morin, LCSW

Amy Morin, LCSW, es la editora en jefe de 6años.com Mind. También es psicoterapeuta, autora internacional de libros sobre fortaleza mental y presentadora de The 6años.com Mind Podcast. Dio una de las charlas TEDx más populares de todos los tiempos.